since 2006

Posts Tagged ‘Víctor Valdés’

¡Oh, capitán, mi capitán!

In Barça, Liga, Miscelánea on 29 noviembre 2009 at 11:47 pm

De esta guisa es como debemos ponernos los culés ante Carles Puyol, el Capitán con mayúsculas, el hombre que le puso más huevos que Espartero al clásico. Entre él y Valdés desbarataron, una tras otra, todas las buenas ocasiones de gol de las que dispuso un buen Real Madrid.
Leer el resto de esta entrada »

Mejor que mil palabras

In Barça, Liga on 8 noviembre 2009 at 4:01 pm

Ultimamente intento demostrar que el Barça está abandonando su estilo en pequeños pero importantes detalles. Seguimos contando con la calidad de nuestros jugadores, pero no puede ser que eso sea lo que nos defina y lo que nos resuelva los partidos. En lugar de un recurso, las jugadas personales se están convirtiendo en un estilo. Y así, así, así es como gana el Madrid, pero no como debe jugar el Barça. Leer el resto de esta entrada »

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11… y 12 puntos!

In Barça, Liga, Partidos 08-09 on 14 diciembre 2008 at 4:15 am

samusamu1312_eee-520-x-155

No, no es que vuelva a publicar con regularidad en el blog. Sigo sin tener tiempo más que para hacer algunos comentarios en The Digital Garden o en algún otro sitio por ahí. Pero algo había que decir después del partido Barça – Real Madrid de hoy, ¿no?

Tan solo comentaré lo que me ha gustado y lo que no. Me han gustado Valdés (el mejor del Barça, nuestro santo particular), Alves, Abidal, Touré, el Messi de la primera parte y el Eto’o y el Puyol de la segunda. Ni fu ni fa: Henry, Xavi, Márquez. Y no me ha gustado nada Gudjohnsen. Mira que apostaba por el islandés para el partido de hoy, pero quizá hubiese sido mejor apostar por Keita o Busquets, visto el mondongo de partido que le ha salido a Guddy.

Tampoco me ha gustado NADA la permisividad del árbitro con las entradas a Messi al principio del partido. ¡Qué casualidad que 4 jugadores diferentes le hayan pisado el mismo tendón de Aquiles (el de la zurda, la pierna “buena”) en los primeros minutos de partido! ¡Qué “grande” Juande con su táctica defensiva para el primer cuarto de hora!

Una vez más, y van un escandaloso montón en los últimos tres años, al Madrid se le perdona el jugar a balonmano dentro de su área. Sólo tres personas fingieron no ver el despeje de puños de Ramos en la segunda parte. En efecto, los tres vestían de amarillo y negro.

Y lo peor es la sensación de que este Madrid de los “poquitos” (un poquito de garra, un poquito de coraje, un poquito de escudo y nada de calidad) podía haberse llevado el encuentro, precisamente, por muy “poquito”. Gracias a Valdés no nos hemos ido a la caseta con un gol en contra y cara de imbéciles.

Pero hoy era necesario arriesgar en defensa y ser más fieles que nunca al estilo propio. Por eso Palanca tuvo otra ocasión clamorosa en la segunda parte aún con 0-0, y de nuevo el portero “macarra”, el “chulo”, el “mascachicles”, el “bacaladero”, ese que “no quiere ir a la Selección ni vale para ello”, ese que no tiene “nivel Barça”, ha sacado una mano milagrosa, tantas como tuvo que sacar en la otra portería el santo de las narices de Móstoles.

Respecto al Madrid, me han sorprendido gratamente esos dos que tantas facilidades nos iban a dar, Metzelder y Salgado. Han sido los mejores de su equipo junto a Casillas, y no ese 7 del que el pesado de Valdano no se cansaba de decir en la retrasmisión de La Sexta que estaba siendo el mejor jugador sobre el terreno de juego. ¡Madre de Dios, si no ha olido ni la pelota ni los espacios!

En fin, otra victoria para el Barça que, como decía alguien en la radio el otro día, no está subiendo el Anglirú sino bajándolo, tranquilamente, con el resto del pelotón muy distanciado y peleándose entre ellos. Mañana, o Villarreal o Sevilla (o ambos) dejarán de sumar de tres en tres, y la cosa se pone ya muy jugosa. Sin embargo, queda mucho todavía. Sí: mucho por disfrutar de este Barça.

Crema catalana: hoy el pueblo está tranquilo. No se oyen gritos, ni peleas, ni cohetes. He podido aparcar tranquilamente al lado del portal. Y mañana, podré bajar a la cafetería y leer el periódico con total tranquilidad.

Caganer: El parón navideño que se acerca. Si esto fuese la Premier League y se jugasen tres jornadas en 10 días, la Liga estaría sentenciada antes de enero, sin tiempo a que el Maligno se rearme.

¡Menudo día!

In Barça, Mala prensa, Partidos 07-08 on 7 agosto 2008 at 10:33 am

¡Menudo día el de ayer!

1. El TAS le baja los humos a Blatter en el caso Messi. Ayer mismo el de la FIFA se mostraba más comedido en sus declaraciones, diciendo que «espero que si no es mucha molestia, por favor, desearía, señor, si tiene a usted a bien concedernos esa gracia, que los jugadores puedan cumplir su sueño». Bueno, más o menos.

2. El Barça golea a los New York Red Bull. Aunque tampoco es para tanto, ¿eh? Creo que eran de lo peorcito de toda la gira. Sin embargo, me llaman la atención no los seis goles recibidos en cinco partidos amistosos, sino la efectividad de casi el 100% que han tenido todos los equipos rivales. Parece que la defensa de Pep sabe cómo jugar con balón, adelantada, valiente, pero que sufre mucho en cuanto le montan un contrataque. Eso es un gran problema, ya que el 80% de las ocasiones que nos van a generar este año van a ser al contrataque.

3. A todo esto, Samuel I “El Repudiado” volvió a marcar dos golitos, termina la gira como máximo goleador con 5 tantos y una escandalosa media de 1 gol cada 32 minutos. Otros con una gran media en pretemporada: Messi marca cada 39 minutos, Xavi cada 75 minutos y Jeffren cada 86 minutos. Este último, además, ha dado una asistencia de gol cada 45 minutos para un total de 4. No está nada mal. Preocupa, en cambio, la media de Valdés: recibe uno cada 68 minutos.

4. Y a última hora del día, Cristiano “posturitas” Ronaldo (¡quién, si no!) le quitó el protagonismo a la decisión del TAS con el anuncio de su permanencia en el Manchester. Ahora es el momento de las matemáticas. 4 millones de ejemplares diarios entre Marca y AS, a un euro cada uno, durante los últimos tres meses… 360 millones de euros estafados a los españoles. ¿Qué se puede hacer con ese dinero?

  1. Fichar a 4 Cristianos Ronaldos, o
  2. Pagar 2 veces la cláusula de Messi, o
  3. comprar el Racing de Santander, o
  4. comer 180 millones de hamburguesas en Burguer Donald’s o en McKing, o
  5. pagar más de 3000 veces mi hipoteca, o
  6. convertir un poblado africano en la nueva Moraleja, o
  7. cubrir el presupuesto anual del Real Madrid, o
  8. contratar de una puñetera vez a periodistas serios que sustituyan a los “Pinochos” Roberto Gómez, José Vicente Hernáez, Tomás Guash, Tomás Roncero, Fabián Ortiz y tantos otros.

Sin embargo, se invertirán en lo de siempre: en volver a colarnos una bonita historia que nos entretenga de los calores del próximo verano. De hecho, la campaña “cristianista” se pagó con la pasta estafada el año pasado con el cuento de “Alí Kaká y los 40 Fábregas” de 2007.

Liga, 23ª jornada: Sevilla 1, FC Barcelona 1

In Barça, Liga, Partidos 07-08 on 10 febrero 2008 at 8:35 pm
foto_268996_cas-500-x-192.jpg

Sevilla: Palop: Dani Alves, Escudé, Dragutinovic, Adriano; Poulsen, Keita, Jesús Navas (Maresca, 83′), Diego Capel, Luis Fabiano y Kanoute (Renato, 64′).FC Barcelona: Valdés; Oleguer, Milito, Thuram (Márquez, 45′), Abidal; Xavi, Edmílson (Ronaldinho, 45′), Iniesta; Messi, Henry (Gudjohnsen, 58′) y Giovani

Arbitro: Teixeira Vitienes. Tarjetas amarillas a Milito (17′); Alves (28′); Iniesta (45′); Abidal (65′); Keita (67′ y 77′); Messi (70′):Luis Fabiano (88′); Dragutinovic (89′). Roja a Keita por dos amarillas (77′)

Goles:1-0, Capel (34′)
1-1, Xavi (75′)

Leer el resto de esta entrada »

Liga, 15ª jornada: FC Barcelona 2, Deportivo 1

In Barça, Liga, Partidos 07-08 on 9 diciembre 2007 at 11:46 pm

foto_258296_cas.jpg

Barcelona: Valdés; Zambrotta (Déco, min.46), Puyol, Milito, Sylvinho; Xavi, Márquez, Iniesta; Messi, Eto’o (Bojan, min.64) y Ronaldinho.

Deportivo de La Coruña: Munúa; Manuel Pablo, Adrián López ‘Piscu’, Coloccini, Filipe Luis; Antonio Tomás (Sergio, min.58), De Guzmán; Cristian (Lafita, min.76), Verdú, Guardado; y Xisco (Taborda, min.64).

Goles: 0-1,min.3: Cristian. 1-1, min.40: Ronaldinho (p). 2-1, min.71: Xavi.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité andaluz). Mostró cartulina amarilla a Guardado (min.18), ‘Piscu’ (min.83), Sergio (min.90+) y Déco (min.90+).

Leer el resto de esta entrada »

La insoportable levedad del ser… culé

In Barça on 20 noviembre 2007 at 6:44 pm

barca-en-sudafrica.jpg

Tras la derrota en Getafe, casi toda la masa culé nos lanzamos a hacer y deshacer a nuestro antojo, a firmar finiquitos, a rescindir contratos, a dar latigazos a diestro y siniestro, y a gastar billones de euros en futbolistas mesiánicos que nos saquen del profundísimo pozo negro de cuatro puntos en el que estamos metidos. Yo fui el primero en lanzar no piedras, sino misiles antiaéreos contra casi todo lo que oliera a blaugrana. Sin embargo, he de confesar que esperaba un poco más de reflexión y de sentido común según han ido pasando los días.

Leer el resto de esta entrada »

Despacio y con calma

In Barça on 18 junio 2007 at 2:48 pm


Lágrimas enjugadas, vista al frente. Ya no sirve recordar ni a Sobis, ni a Tamudo, ni a van Nistelrooy, ni gaitas escocesas. Toca hacer lo de todos los veranos, se ganen siete títulos o se pierdan: acometer los refuerzos del años que viene.

Existen dos vertientes muy diferenciadas: los partidarios del hachazo y cuenta nueva, y los partidarios de la calma y del análisis frío. Yo soy más de estos últimos (cuando me tranquilizo, claro).

De entrada, NO a la venta de ninguno de nuestros cracks. NO al desmembramiento del REM. Señores, no hablamos de una corte de futbolistas fofos con 8 ligas, 3 Champions y 3 Mundialitos a sus espaldas, y con el fin de sus carreras a la vista.

Estamos hablando de Ronaldinho, tres veces seguidas elegido entre los tres mejores del mundo, un futbolista que ha adquirido un montón de vicios este año, pero que tiene 26 años y la capacidad de reacción suficiente para enmendar su autocomplacencia. No ha tenido descanso en los dos últimos años, y esa es para mi la piedra angular sobre la que descansa su camino de vuelta al Balón de Oro del año que viene. Sus 21 goles nos han venido muy bien los cinco meses que hemos estado sin delanteros puros.

Estamos hablando de Samuel Eto’o, un tío bastante bocazas, sí, pero al que aún no se le ha podido pillar en ninguna mentira ni media tinta, un futbolista esforzado, trabajador incansable, con garra, con carácter, con la mala hostia en el campo que toda la vida le exigimos a Kluivert, a Julio Salinas, a Simonsen, a Riquelme o a Iniesta. Un delantero que tras una grave lesión de rodilla que le ha hecho perderse media liga, ha sido capaz de acabar con 11 goles y 8 asistencias en 17 partidos. Un jugador que provoca urticaria en el madridismo cada vez que ruge. Con arroparle un poco más (Puyol, haz tu trabajo) y enseñarle que las cosas hay que decirlas a la cara y en privado, solucionado. Y que tiene 26 años, 3 Balones de Oro africanos, un pichichi y medio, dos ligas, una Champions y ganas de quedarse.

Estamos hablando de Messi, un jugador que en cuanto aprenda que la carrera de los mil regates debe ser un recurso más y no una obligación, será el mejor del mundo en breve. Y podrá aprenderlo, pues solo tiene 20 años. 14 goles y algunas asistencias en 20 partidos escasos adornan su “egoísmo”, no obstante. Un fenómeno mediático, deportivo y humano, que debería quedarse en Barcelona hasta 2020.

También se podría hablar de Deco, un jugador que no ha podido encontrar este año su estado ideal de forma y que ha aportado pocos goles porque se ha visto obligado a jugar por dos en más de la mitad de los partidos, al faltar una referencia defensiva de contención en el centro del campo. Los que hemos rajado alguna vez en contra de su supuesta falta de carácter hemos sido injustos. La temporada que viene, con un medio centro como Dios manda por detrás (¿Touré?), volverá a ser el káiser.

Zambrotta no se toca. Todas las plantillas del mundo deberían estar obligadas a contar con un italiano, un tío listo, que cuando sube deja un ojo puesto en su posición de lateral, por si acaso. Lo más curioso es que, siendo diestro, centra mejor con la zurda. Detalle a tener en cuenta. Pero su competitividad nos viene muy bien.

Otros intocables serían Puyol (¡capi!), Xavi (maestro del “blanquito” y de Crosas, al que habría que promocionar), Iniesta, que ya está preparado para ser titular junto a Deco por delante del pivote y Víctor Valdés, que ha sido para mí uno de los tres mejores porteros de España, junto a Palop y Abbondanzieri.

Creo que es al resto a quienes se refería Laporta cuando decía que hay que renovar. Pero renovar sabiendo cuáles son las piezas que faltan, las que ya no funcionan, y cómo quieres que sea tu maquinaria el año que viene. No podemos cambiar cracks por euros, porque eso ya lo hicimos en su día con Figo, y ya ves para lo que sirvió.

Se da además en el Barça una circunstancia que no se daba desde los tiempos de Cruyff y van Gaal: tenemos cosas interesantes en la cantera. Bojan y Dos Santos deben hacer la pretemporada con el primer equipo, y luego decidir si van a ser piezas importantes o si es más conveniente una cesión de un año para que se fogueen. Está claro que prefiero tener a Bojan de segundo o de tercer delantero antes que pagarle trescientos kilos de las antiguas a un sujeto que venga a retirarse a España y a disfrutar de nuestro sol.

Yo me quedo con Rijkaard un año más. Creo que no se puede analizar solo su continuidad en base a este año, porque han fallado muchas cosas, y no todas son achacables a él (ni el gol de Sobis, ni el de Tamudo, ni las lesiones largas de Eto’o y Messi, ni los 2000 goles del Madrid en el 89, ni las 2000 ocasiones falladas del Barça en Villarreal…). Sin embargo, Frank debe ser uno de los que más autocrítica hagan, y reconocer que, sin la mano dura y el buen rollo especial de Ten Cate con la plantilla, o se pone él las pilas o manda a Neskeens para casa de una patada.

Acabaré encontrando una similitud entre lo sucedido este año y lo que pasó a la vuelta de Atenas en el 94. Nos volvimos locos de dolor por la derrota encajada, y los culés ni nos inmutamos cuando le dimos puerta a Zubizarreta o a Laudrup, al tiempo que hicimos insoportable la estancia de Romario, que nos dejó unos meses después. Calma. Calma, planificación y no volverse locos. Creo que con el regalo de la Liga que le hemos hecho al Madrid, ya es suficiente. ¿Les vamos a regalar también el ver cómo Eto’o y Ronaldinho hacen las maletas? ¡Entonces sí que iban a ir a la Cibeles a celebrarlo!

A ver si van a tener razón…

In Barça on 16 abril 2007 at 8:18 pm

Cuando era más jovenzuelo, los muy puñeteros de mis amigos merengones siempre me martirizaban con lo mismo: “Cuando el Barça gana la liga, es porque los demás están muy mal“. Las tres que ganó Cruyff en el último suspiro no hacían sino apoyar dicha hipótesis. Sin embargo, posteriores entorchados, y sobre todo los dos últimos años, habían hecho que me olvidara de dichas palabras.

Este año me parece que van a tener razón. La única cosa más extraña que ver a este Barça aupado al liderato es ver al Madrid dentro de los puestos de acceso a Europa. ¿Es que hemos llegado a un punto en que las calidades de las diferentes plantillas de 1ª división se han igualado tanto que no es posible destacarse? ¿Qué hace el Racing luchando por Europa? ¿Y el Celta, con esa plantilla impresionante, luchando por no descender? ¿Y esos históricos vascos? ¿Cómo es posible que plantillas casi recién ascendidas como las del Getafe o el Recreativo estén dando la pana en el campeonato?

Todo esto viene a colación del rumbo que hace tiempo parece haber perdido el Barça. El domingo se ganó, es cierto. Nuestros más inmediatos perseguidores perdieron. También es verdad que pase lo que pase, tenemos liderato para otros trece días más, casi nada. Pero que estos datos no nos cieguen la vista: la cosa no va bien. A pesar de hacer partidos con una posesión de balón rayana en lo tiránico, con porcentajes generalmente superiores al 60%, la cosa luego no se traduce en goles ni en dominio en el marcador. Hace una semana el Zaragoza nos mojaba la oreja, ayer el Mallorca no se llevó los tres puntos porque Dios y Valdés no quisieron, y eso que los visitantes no hicieron absolutamente nada. Y cuando un equipo con un bagaje tan pobre no merece perder… cuidadín.

Paradójicamente, vistos sus últimos encuentros, el mejor ayer sobre el terreno de juego fue Márquez. A ver si conservamos al mexicano bien centrado para el esprint final, porque me da que si no podemos hacer aguas por nuestro maltrecho centro del campo. Otro al que también destacaría es Zambrotta, igual que a Belletti, que en los siete minutos que jugó antes de romperse provocó tres saques de esquina con sus subidas. A parte de esto, solo se vio a Valdés en el penalti y a Deco con cuentagotas. Fin.

Juguemos a los supuestos. Imaginemos que el Valencia no hubiese tenido una media de 8 jugadores en la enfermería por partido. Imaginemos que el Sevilla hubiese caído derrotado en UEFA y Copa a las primeras de cambio. Imaginemos que Ronaldo hubiese rendido en el Madrid lo que ahora en el Milan. E imaginemos que Torres supiese tirar penaltis. ¿Ya está? ¿Ya lo teneís? Bien. Ahora decidme dónde estaría el Barça en la clasificación.

Lo siento. Me jode, pero lo siento: este año ganamos la Liga porque la pierden los demás. Y cuando la envidia y la tiña blanca nos lo reprochen por la calle, no quedará otra que agachar la cabeza, porque esta temporada no hay gloria, chavales.

Eso sí, siempre nos quedará París.

Liverpulazo

In Barça on 22 febrero 2007 at 12:08 am

Olvídate de mí. Eso es lo que parece haberle dicho esta noche la Champions al Barça. Leo titulares que dicen que la eliminatoria está cuesta arriba. Dejémonos de milongas. El Barça está eliminado, y aún habrá que viajar a Liverpool para derrochar fuerzas en busca de una utópica remontada.

Y la cosa comenzaba de manera ilusionante, con un Ronaldinho enchufado, un Messi eléctrico y un Deco ejerciendo de auténtico líder en el centro del campo. Sin embargo, pronto observé cosas que no me gustaron y que se repetirían a lo largo del partido: Márquez parecía un colegial en su primer partido, Motta se mostraba muy impreciso en el pase corto, Belletti siempre estaba tres metros descolocado, Saviola inoperante, el último pase se producía medio segundo tarde, y Xavi estaba muy bien tapado por la línea de medios inglesa.

El gol de Deco, producto de una excelente asistencia de Zambrotta, no hizo más que maquillar estas malas impresiones agoreras que me recorrían el estómago. A ratos, la cosa pintaba muy parecida al partido del Valencia, con un Barça que empezaba a tocar más y más, y que empezaba a correr menos y menos. Mientras tanto, el Liverpool a lo suyo, agazapado.

Y pasó lo que tenía que pasar. Estoy seguro que los amigos de The Digital Garden sabrán encontrar estos datos mejor que yo: el Barça encaja muchísimos goles en los últimos minutos de las primeras partes, y hoy no iba a ser menos. Un Valdés igual de timorato que Casillas hace un par de semanas en el gol de la Real Sociedad fallaba estrepitosamente en un blocaje que, a priori, no parecía complicado. Remate propiciado, eso sí, por el enésimo error de marcaje de Belletti en lo que llevamos de temporada.

De la segunda parte no hay mucho que contar, aparte de lo ya sabido por todos en los últimos encuentros de los azulgrana: control tiránico pero precipitado de balón, pocas ocasiones y muy mal desperdiciadas (Saviola les dio la razón a los que dicen que no vale para los partidos importantes, y en los últimos minutos Deco lanzó una rosca magistral a la cruceta), y otro fallito infantil más de Rafa Márquez (al que ya no pienso darle más crédito) que propició el segundo de los ingleses. Este año tuyo es para tirar a la basura, manito.

Y Rijkaard. ¿Será verdad que es un entrenador mediocre en una plantilla de cracks? No tengo más remedio que empezar a pensarlo. Hace pocos días señalaba que el Liverpool había tenido diez días para preparar la táctica del partido. ¿Por qué regalárselo desde el punto de vista táctico, entonces? El holandés dio un recital de como no preparar una importante cita europea: cambia de banda a Zambrotta para darse el capricho de un Belletti que ya no está ni para jugar en segunda, dejando a Gio en el banquillo; experimenta en los partidos anteriores con Márquez en el medio campo para devolverlo hoy a la zaga; deja al hombre mágico del momento, Iniesta, en el banquillo, para dar entrada a un Motta que juega poco y que cuando no lo hace se tira los partidos bostezando…

Conclusión: creo que solo nos queda mirar la Liga, donde no andamos precisamente sobrados, y donde veo ahora mismo al Valencia y al Sevilla un escalón por encima en juego, calidad, físico y entereza. Mucho daño nos ha hecho este liverpulazo.