since 2006

Posts Tagged ‘Motta’

¡Brrrrr, qué frío!

In Barça, Champions League on 28 agosto 2009 at 12:18 pm

sorteochampions
Ya se sabe lo de la ideosincrasia protestona del ADN culé. Una vez más, encuentro motivos para quejarnos a la diosa fortuna por el sorteo de Champions: el Inter de Eto’o, el Dinamo de Kiev y (por si ir a Ucrania era poco) el Rubin Kazan ruso, a más de 4000 kilómetros en plena estepa siberiana. Leer el resto de esta entrada »

La pieza débil

In Barça on 28 enero 2008 at 10:07 pm

messi270907_354x215_es.jpgCabreado aún por haber perdido dos puntos de manera tan lamentable en San Mamés, me he pasado todo el día recordando con nostalgia cómo era el sistema del Barça hace dos años y comparándolo con el actual. En apariencia, el puzzle es el mismo, un 4-3-3. Sin embargo, el cambio de piezas que ha sufrido el rompecabezas ha variado la imagen final.

Leer el resto de esta entrada »

Pretemporada: Beijing G 0, FC Barcelona 3

In Barça, Partidos 07-08 on 5 agosto 2007 at 1:49 pm

FC Barcelona: Jorquera (Oier, 45′); Zambrotta (Marc Crosas, 66′), Oleguer (Marc Valiente, 82′), Thuram, Abidal (Sylvinho, 45′); Xavi (Dimas, 86′), Toure (Motta, 45′), Iniesta (Olmo, 78′); Giovani (Ezquerro, 74′), Eto’o (Maxi López, 70′) y Henry (Ronaldinho, 45′).

Goles:
0-1, Giovani (8′)
0-2, Iniesta (57′)
0-3, Ronaldinho (76′)


Pocas cosas decisivas para la temporada hemos podido ver en el tercer partido de pretemporada de un Barça al que las lesiones y otras circunstancias empiezan a afectar. Belletti estará dos semanas de baja, Deco abandonó la concentración por el nacimiento de su cuarto hijo y Bojan sigue en Asia, aunque un poco más al sur, con la “sub”.

En la primera parte se vio la alineación más lógica del Barça con lo que nos queda ahora, a excepción de la suplencia de Ronaldinho. El tridente de ataque estaba formado por un Henry que aún está bastante oxidado (Pero no pasa nada. No tengo miedo. No tengo. Casi. ¿Casi? Bueno, un poquito. O no. Que no, que no. Que se va a salir. Seguro. Casi seguro, vamos), un Eto’o que juega infinitamente mejor cuando está al lado de Ronnie y un Dos Santos al que, cosa curiosa, creo que le sienta de maravilla no tener al “pesado” de Bojan por ahí revoloteando. El chaval ha hecho una primera parte casi perfecta, golito precioso incluido.

El otro genio de la primera parte ha sido Xavi. Para todos los que le hemos criticado por su supuesto acomodamiento y poco arriesgar, hoy se ha marcado un encuentro excelente, cerrando muy bien su parcela y dando muestras de que sigue siendo el rey del último pase. Por contra, el otro “pinypón”, Iniesta, ha estado poco metido en el partido, y su rol se ha visto salvado por la campana con la consecución del segundo gol.

El resto, normalito. Quizá lo peor han sido los laterales, sobre todo Zambrotta, que se ha visto superado en velocidad varias veces por el extremo zurdo chino.

Decía que no le están sirviendo de mucho las probaturas de pretemporada a Rijkaard, porque a las ausencias de Puyol, Milito, Messi, Gudjohsen, Márquez y Edmilson tenemos que sumar en el día de hoy las de Víctor Valdés, Belletti, Deco y Bojan. Más de la mitad se presumen titulares durante la temporada, y la primera vez que van a jugar juntos va a ser en Munich. Y otra cuestión: Henry y Ronaldinho aún no han coincidido sobre el terreno de juego. ¿Por qué?

Para terminar… ¿a alguien más le ha parecido una pantomima promocional el gol de falta de Ronaldinho? Estaba lejísimos, la ha golpeado muy floja para colocarla, y el portero ha llegado perfectamente… y ha bajado los brazos cuando casi la tenía parada.

CREMA CATALANA: El partidazo de Dos Santos y Xavi en la primera parte.

SOBRASADA:
El pésimo encuentro de Zambrotta, que Eto’o no acaba de encontrar el gol, que solo estamos contando con el 4º y el 5º central, que Ronnie y Henry siguen sin verse las caras en el terreno de juego, que Motta ha tenido dos acciones en toda la segunda parte y en las dos ha hecho el ridículo picándose, que a Maxi López y a Ezquerro no se los vendemos ni al Alcoyano… En general se está mejorando, pero siguen faltándome cositas. ¡Vamos, Barça!

¡Un esfuerzo más, Txiki!

In Barça on 18 julio 2007 at 3:34 pm

¡Vamos, Aitor, que tú puedes! La cosa se está perfilando, y la plantilla azulgrana del año que viene puede ser, a priori, histórica. Al menos sobre el papel. Pero un vistazo a ese papel nos revela que aún le queda trabajo a nuestro director deportivo.

Las bajas
¡Ay, las bajas! El panorama se va aclarando, pero… Hace un mes, la “lista negra” que todos teníamos en mente era, más o menos, Belletti, Sylvinho, Gio, Motta, Saviola, Ezquerro, Maxi López, Giuly y Oleguer. Saviola (R. Madrid), Gio (Feyenoord) y Giuly (Roma) ya están fuera, y Ezquerro parece que ya tiene pie y medio en el Athletic. ¿Qué pasa con Belletti y Sylvinho? Al primero parece que le cuesta decidirse, y del el segundo parece que la secretaría técnica no tiene previsto deshacerse. Ambos pueden ser válidos como suplentes en un momento dado, pero… ¿qué ocurre si Zambrotta o Abidal sufren una lesión de larga duración?

Por otra parte tenemos a Motta, con posibilidades de irse al Zaragoza, pero que solo quiere hacerlo con la carta de libertad. ¡Coño, Thiago, pero si libertad es lo único que has tenido desde hace años! Libertad para no entrenar, libertad para fiestear… Me temo que el italo-brasileño nos va a hacer otra “conejada”.

Maxi López. Hace una semana, su pase al Sporting de Lisboa estaba casi hecho. La cosa se truncó y ya no se ha vuelto a saber nada de él. ¿Qué va a pasar con “La Gallina”? Este año tampoco tiene sitio.

¿Y Oleguer? Olvídense. Sería como pedirle a Laporta que quitara las banderas catalanas del Nou Camp. Por lo tanto, a la espera de que Santi le de el sí al Athletic, mucho me temo que el capítulo de bajas se habrá terminado por este año…

Las altas
Hace casi dos semanas que Txiki anunció que ese capítulo estaba prácticamente cerrado. Hoy llega Milito a Barcelona, mañana pasará revisión médica, y luego toca presentación. Sin embargo, casi todos seguimos echando en falta a un mediocentro defensivo, papel que le van a adjudicar a Touré sin ser el suyo. ¿Sufriremos este año otro caso Gudjohnsen con el marfileño, condenado a rendir como un crack en una posición desconocida para el jugador?

¡Qué manía tenemos de fichar lo bonito en lugar de lo que hace falta realmente! Desde luego, lo que sí que está quedando claro es que nos estamos jugando la mitad de las posibilidades de la temporada que viene a una sola carta: el rendimiento de Márquez. O el mexicano vuelve a sobresalir como el fantástico mediocentro de la primera liga de Rijkaard, o Touré lo va a pasar muy mal, sobre todo cuando alineen por delante a Xavi e Iniesta juntos. Deco, por favor, no te lesiones…

Nacionalizaciones
¿Cómo va lo de Dos Santos? Creo que quedan cinco semanas para hacerle los papeles. Si no… tendrá que irse cedido. Tampoco es que me parezca mal: el exceso de delanteros hace que tanto él como Bojan vayan a tener posibilidades más bien escasas.

Como ves, Txiki, aún te quedan algunas cosillas que resolver antes de irte de vacaciones. Mueve el trasero, porque me temo que la afición no te perdonaría más sobradas tipo Maxi López, Saviola o Albertini…

Enlace: Txiki habla de las bajas (Sport)

Cayó el central

In Barça on 11 julio 2007 at 2:38 pm

Y ya era hora. No es que el Barça haya estado lento ni mucho menos, pero después de malacostumbrarnos con tres fichajes en una semana (Henry, Abidal, Touré), y visto el culebrón interminable del “caso Chivu”, la noticia del fichaje de Gabi Milito, oficializada hace unos minutos, es un alivio. Por cierto, ¿a que mola esta portada de Marca de hace exactamente tres semanas?

Consumido ya el tema de los fichajes prioritarios mínimos, el ritmo del Barça en el baile de fichajes debe cambiar. Yo estaría de acuerdo en hacer un par de incorporaciones más, siempre y cuando se produzcan las salidas de jugadores adeacuadas y sea para mejorar la calidad del equipo. Y, por supuesto, el mundo debe saber que al Barça ya no le urge ningún fichaje, así que nada de subirse a la parra con los precios. Para pagar, digamos 2o millones por Toldo, pues me quedo con Jorquera, qué quieres que te diga.

Ahora mismo, el estado de la plantilla del Barça es más o menos este (en negrita, mis titulares con 4-4-3; en cursiva, mis titulares con 4-4-2):

PO: Valdés, Jorquera
DF: Zambrotta, Belletti, Milito, Puyol, Thuram, Oleguer, Abidal, Sylvinho, Márquez
CE: Deco, Xavi, Iniesta, Gudjohnsen, Touré, Edmilson, Motta
DE: Messi, Eto’o, Ronaldinho, Henry, Guily, Ezquerro, Bojan, Dos Santos

Evidentemente, en función de los muchos partidos Márquez entraría en lugar de alguno de los centrales, Xavi por Deco o Iniesta, y en el 4-4-2 pondría a Ronaldinho de media punta, a condición de que Ronnie, Messi y Henry se sacrifiquen en tareas de presión. Esta es, ya que está saliendo el tema en los periódicos, la única forma que veo para que juegue todo el TREM: 4-4-2, y cambio de actitud en la presión del argentino, el brasileño y el francés. Si no, suicidio.
Lo que sí queda claro es que tienen que salir unos cuantos futbolistas. Asumiendo que Rijkaard seguirá usando el 4-4-3, y que lo ideal son 2 futbolistas por puesto, veamos qué podemos hacer:

Portería: Valdés [Jorquera].
Lateral derecho: Zambrotta [Belletti] (Preferiría subir un canterano en lugar del brasileño)
Centrales: Milito y Puyol [Márquez y Thuram] (Fuera Oleguer, a menos que en invierno se venda a Edmilson)
Lateral izquierdo: Abidal [Sylvinho] (al igual que en el lado derecho, cambio brasileño por canterano)
Medio centro defensivo: Touré [Edmilson] (aunque yo vendería a Edmilson en invierno, y subiría una línea a Márquez)
Volantes: Deco e Iniesta [Xavi y Motta] (vendería a Motta y subiría al primer equipo a Marc Crossas)
Extremo derecho: Messi [Dos Santos] (vendo a Guily, aunque a mí me encanta)
Extremo izquierdo: Ronaldinho [Bojan] (vendo a Gudjohnsen)
Delantero centro : Eto’o [Henry] (vendo a Ezquerro)

Así pues, solo ficharía para reforzar los laterales y la posición de volante, jóvenes y baratos, y siempre que se diera salida a Belletti, Sylvinho y Motta (si a estos les sumamos Edmilson… ¡vaya criba de brasileños!). Y si no, cantera, por favor.

La ira del hombre tranquilo

In Barça on 14 enero 2007 at 1:04 pm

Dos puntos de nueve posibles. Esa es la racha que lleva el Barça en los tres últimos partidos de Liga. Es evidente, y ya no se puede ocultar con otras tonterías, que el equipo está dando claros síntomas de estar fundido a unas alturas de temporada en la que varios de sus rivales directos aguantan sin problemas (Sevilla, Zaragoza, Valencia…).

Otro que parece fundido es Rijkaard, que ayer nos dejó la imagen de la jornada en esa explosión de rabia a lo Rocky Balboa contra el banquillo. Lo que veía no le gustaba. Ni a nosotros, Frankie, pero es que nosotros no podemos hacer nada. Tú sí.

Todos los años se producen en algún momento “pájaras” de algún jugador, cosa normal, ya que es imposible encontrar las causas para el bajón de rendimiento de uno o dos jugadores. En cambio, cuando el agotamiento o incluso la apatía son generalizadas, está claro que hay que buscar un motivo común. Es alarmante el estado de forma de Puyol, otrora un valladar inexpugnable (el gol de Tamudo es, en gran parte, un error de marcaje del capitán), de Márquez (¿dónde estás, manito?), de Ronaldinho (sigue siendo temible a balón parado, pero no se va en carrera ni del árbitro), de Belletti (¿dónde está su explosividad de antaño?)… Además, está claro que el compañero adecuado para Ronaldinho por la banda izquierda es Silvinho, con el que se entiende mucho mejor que con un Gio que lleva dos años horribles. En la delantera, Gudjohnsen y Giuly siguen con la pólvora mojada, y el único que asiste a su cita con el gol es Saviola, un gran jugador que a final de temporada nos dará con la puerta en las narices. Justo cuando le supliquemos que se quede.

También existen quebraderos de cabeza en el medio campo. Edmilson no es el que era ni de lejos, y el ardor inconsciente de Motta no sirve para suplirlo. El Barça necesita un centrocampista defensivo que juegue delante de la defensa, o cambiar de sistema para no necesitarlo. En cuanto a Xavi e Iniesta, no hay mucho que decir. Este tipo de jugadores son capaces de ser los mejores del mundo, siempre y cuando a su alrededor las cosas funcionen de manera, al menos, correcta. Como eso no se vio en Monjuic, su discurso estaba abocado al aburrimiento.

Dos son, en mi humilde opinión, las causas de este sufrimiento invernal que estamos padeciendo: La primera es que estamos cayendo en los mismos errores de nuestros vecinos de la capital en las pretemporadas: glamour, publicidad, bolos infumables para sacarles la pasta a chinos, aztecas o lo que se nos ponga por delante, premios estúpidos, inauguraciones de hospitales para perros con ladillas… Cualquier gilipollez es buena, con tal de cansar a los jugadores y no prepararlos bien para la temporada. Alguno dirá que así se han vendido ocho zillones de camisetas del Barça y de calzoncillos con el dibujo de los dientes de Ronaldinho, pero… ¿de qué servirá, si los títulos vuelven a faltar? Por favor, señor Laporta y demás secuaces del departamento de marketing: la próxima pretemporada, corriendo arriba y abajo las Ramblas. Ni un avión más que los necesarios para los desplazamientos oficiales.

La segunda afecta exclusivamente a Rijkaard y su cuerpo técnico, y a la plantilla. El holandés ha conseguido un vestuario en el que nadie protesta por jugar más o menos, pero en el que se ha sustituido la idea del esfuerzo y el compromiso por la de “con el jogo bonito, las victorias llegan solas”. Y eso no es cierto. No se puede jugar todo el partido al tiki-taka, sino que hay que saber reconocer las fases por las que atraviesa un encuentro y jugar de la manera que exigen el marcador y el reloj. Rápido cuando hay prisa, lento cuando es necesario, y duro cuando no hay más remedio. Eso lo entendió a la perfección ayer el Espanyol: 6 de sus ocho tarjetas amarillas llegaron cuando ganaban 2-1. Nosotros lo fiamos todo a la carta de Márquez, Puyol y Valdés, y cuando dos de los tres no están finos, hacemos aguas.

También tengo para Berigistain. No puede ser que cuando dos de nuestros titulares más brillantes, como son Eto’o y Messi, se lesionan, nos llevemos las manos a la cabeza porque el jugador al que al principio no le dábamos ni dorsal (Saviola) se lesione también. Está claro que Gudjohnsen no aporta lo necesario, que este debe ser el último año de Giuly, y que Ezquerro jamás debió haber venido. Mala planificación, Txiki.

Dejo a Deco para el último. Está claro, todos lo sabemos, y él el primero: sin su participación, el medio campo es un colador, y la creación se atasca. No podemos dejar que entre en una espiral de excusas, malas caras y microlesiones sospechosas, ni que “desaparezca” sospechosamente de algunos partidos. Lo necesitamos, y él nos necesita a nosotros. Este problema con el brasileño hay que arreglarlo como sea.

Como ya hice en una entrada anterior con el Real Madrid, voy a ofrecerle gratis y por la jeta a Rijkaard mi solución táctica y mi alineación, hasta que lleguen el camerunés y el argentino. Lo primero es recuperar para el equipo titular a Oleguer, para que haga pareja con Puyol. Al capitán hay que recuperarlo físicamente como sea, ha perdido velocidad y, sobre todo, colocación. En los laterales, necesitamos a Zambrotta, pero mientras se recupera, habría que aprovechar para darle minutos a algún canterano. Belletti está fundido. En la izquierda, Silvinho ha sabido sobreponerse a su edad, cosa que Gio no, y además se entiende mejor con Ronaldinho por esa banda. De “5” debe volver a jugar Márquez, un puesto en el que sí rinde como debe. Deco acompañará un poco más adelante a Xavi o a Iniesta (aquí no sé decidirme). Ronaldinho (tras darle un par de collejas que no le vendrían nada mal), Saviola y Dos Santos deberían jugar en la delantera hasta que llegue el salvador.

El salvador no es otro que Samu. No por su olfato de gol, su movilidad ni su entendimiento con Ronaldinho, sino por sus cojons. Hambre en estado puro. Ganas infinitas. Lucha sin fin. Cabreo constante, mala hostia, sangre de ácido sulfúrico. Y si hay que escupir a alguien, se escupe. Está mal, muy mal, pero al menos no nos iremos a la ducha con cara de perplejidad y conformismo.