since 2006

Posts Tagged ‘Belletti’

La verdad tras las portadas

In Barça on 23 agosto 2007 at 1:17 pm


Bueeeeeeeno, pues parece ser que el Madrid se sale al fin con la suya, ficha a dos hombres de banda izquierda (Heinze y Robben), Schuster ya tiene lo que quería y Calderón cumple una de sus promesas eternas (la más fácil, “barata” e innecesaria de las tres, y dejándose torear en las cifras por el listo de Roman). 36 millones por un suplente del Chelsea, y dice Roncero que por fin el Chelsea hinca la rodilla ante un club grande. No recuerdo cuándo fue la primera vez que la prensa capitalina dijo que lo del holandés era “cuestión de horas” (sic), pero así a ojo habrán sido unas 1.356 horas. En efecto, como ellos dicen en un insano ejercicio de autobombo que ya huele, “ya lo habíamos anunciado”.

No obstante… ¿Todo arreglado? No. Será muy difícil que la sección más forofa del Real Madrid vea el despropósito de los fichajes con claridad, pero para eso estamos aquí. De nada.

Para empezar, quisiera volver a ver esos artículos de Marca y As acusando al Barça de despilfarrar su dinero en los fichajes. El Real Madrid se ha gastado ya la friolera de 119 millones de euros. ¡Y eso que alguno ha llegado gratis! Querida afición del eterno rival, os prevengo: que no os intenten engañar diciendo que se han ingresado tantos millones por Ronaldo, tantos por Woodgate, etc, porque esa excusa ya se ha usado varias veces, como en los fichajes de Gago e Higuaín. El Madrid ha ingresado lo que ha ingresado por Pavón, Mejía, Mata, Cicinho, Helguera y Roberto Carlos. Ese es el único dinero que cuenta en este presupuesto. Sin olvidar que, por unos u otros motivos, ha dejado escapar sin sacar nada a los dos mejores jugadores de la recta final del campeonato pasado, Reyes y Beckham.

Lo más doloroso será ver cómo Mijatovic trata de colocar a la mitad de la plantilla que ha hecho la pretemporada con Schuster para recuperar algo de crédito (Balboa, De la Red, Granero, Adrián González, Baptista, Emerson… puede que incluso Torres, si Drenthe no logra convencer al alemán de que él no es lateral). Y hablando del montenegrino… ¿por qué le llamamos “negociar” a lo que hace? Antes de junio le ofrecieron a Heinze por 4 millones, a Drenthe por 7, pudo fichar a Robben por 28, a Pato por 2, a Sneijder por 16, a Chivu por 6… Total, 67. Ahora se ha gastado casi 90 (sin Pato, al Milan por 20, y sin Chivu, por malmeter contra el Barça y favorecer una subasta pública), y no ha logrado rebajar ni un euro ninguna de las adquisiciones. ¿La clave? La gilipollez cometida en el fichaje de Pepe por 30 millones. ¡Y acusaron de demagogo a Laporta cuando les avisó de lo que estaban haciendo con el mercado!

Es posible que la jugada les salga bien, porque alguno de los jugadores que han traído responderá con su calidad (Sneijder). No obstante, Heinze no se incorpora al ataque con garantías, Robben nunca falla un pase porque sencillamente no la suelta, Drenthe y Pepe están muy verdes (aunque el segundo ya ha aprendido a quejarse de los árbitros), Metzelder es un mediocre, y Saviola… será el Pichichi de las pachangas de los jueves, y de la Copa del Rey. Lo siento, Bernd: te queda mucho por tragar y por rajar de los árbitros.

No creáis que me olvido del fichaje de Belletti por el Chelsea. El negocio parece claro (5,5 millones de euros por un treintañero de banquillo). Sin embargo, no podemos depender de Oleguer como único suplente de Zambrotta en el lateral derecho. Una opción sería jugar con Puyol ahí en las ausencias del italiano. La otra, fichar un suplente de garantías. Dadas las próximas nacionalizaciones de Ronaldinho y Dos Santos, quedaría una plaza de extranjero libre, lo cual nos abre el mercado considerablemente. Es posible que Txiki aún no haya dicho su última palabra este verano.

Anuncios

¡Un esfuerzo más, Txiki!

In Barça on 18 julio 2007 at 3:34 pm

¡Vamos, Aitor, que tú puedes! La cosa se está perfilando, y la plantilla azulgrana del año que viene puede ser, a priori, histórica. Al menos sobre el papel. Pero un vistazo a ese papel nos revela que aún le queda trabajo a nuestro director deportivo.

Las bajas
¡Ay, las bajas! El panorama se va aclarando, pero… Hace un mes, la “lista negra” que todos teníamos en mente era, más o menos, Belletti, Sylvinho, Gio, Motta, Saviola, Ezquerro, Maxi López, Giuly y Oleguer. Saviola (R. Madrid), Gio (Feyenoord) y Giuly (Roma) ya están fuera, y Ezquerro parece que ya tiene pie y medio en el Athletic. ¿Qué pasa con Belletti y Sylvinho? Al primero parece que le cuesta decidirse, y del el segundo parece que la secretaría técnica no tiene previsto deshacerse. Ambos pueden ser válidos como suplentes en un momento dado, pero… ¿qué ocurre si Zambrotta o Abidal sufren una lesión de larga duración?

Por otra parte tenemos a Motta, con posibilidades de irse al Zaragoza, pero que solo quiere hacerlo con la carta de libertad. ¡Coño, Thiago, pero si libertad es lo único que has tenido desde hace años! Libertad para no entrenar, libertad para fiestear… Me temo que el italo-brasileño nos va a hacer otra “conejada”.

Maxi López. Hace una semana, su pase al Sporting de Lisboa estaba casi hecho. La cosa se truncó y ya no se ha vuelto a saber nada de él. ¿Qué va a pasar con “La Gallina”? Este año tampoco tiene sitio.

¿Y Oleguer? Olvídense. Sería como pedirle a Laporta que quitara las banderas catalanas del Nou Camp. Por lo tanto, a la espera de que Santi le de el sí al Athletic, mucho me temo que el capítulo de bajas se habrá terminado por este año…

Las altas
Hace casi dos semanas que Txiki anunció que ese capítulo estaba prácticamente cerrado. Hoy llega Milito a Barcelona, mañana pasará revisión médica, y luego toca presentación. Sin embargo, casi todos seguimos echando en falta a un mediocentro defensivo, papel que le van a adjudicar a Touré sin ser el suyo. ¿Sufriremos este año otro caso Gudjohnsen con el marfileño, condenado a rendir como un crack en una posición desconocida para el jugador?

¡Qué manía tenemos de fichar lo bonito en lugar de lo que hace falta realmente! Desde luego, lo que sí que está quedando claro es que nos estamos jugando la mitad de las posibilidades de la temporada que viene a una sola carta: el rendimiento de Márquez. O el mexicano vuelve a sobresalir como el fantástico mediocentro de la primera liga de Rijkaard, o Touré lo va a pasar muy mal, sobre todo cuando alineen por delante a Xavi e Iniesta juntos. Deco, por favor, no te lesiones…

Nacionalizaciones
¿Cómo va lo de Dos Santos? Creo que quedan cinco semanas para hacerle los papeles. Si no… tendrá que irse cedido. Tampoco es que me parezca mal: el exceso de delanteros hace que tanto él como Bojan vayan a tener posibilidades más bien escasas.

Como ves, Txiki, aún te quedan algunas cosillas que resolver antes de irte de vacaciones. Mueve el trasero, porque me temo que la afición no te perdonaría más sobradas tipo Maxi López, Saviola o Albertini…

Enlace: Txiki habla de las bajas (Sport)

Cayó el central

In Barça on 11 julio 2007 at 2:38 pm

Y ya era hora. No es que el Barça haya estado lento ni mucho menos, pero después de malacostumbrarnos con tres fichajes en una semana (Henry, Abidal, Touré), y visto el culebrón interminable del “caso Chivu”, la noticia del fichaje de Gabi Milito, oficializada hace unos minutos, es un alivio. Por cierto, ¿a que mola esta portada de Marca de hace exactamente tres semanas?

Consumido ya el tema de los fichajes prioritarios mínimos, el ritmo del Barça en el baile de fichajes debe cambiar. Yo estaría de acuerdo en hacer un par de incorporaciones más, siempre y cuando se produzcan las salidas de jugadores adeacuadas y sea para mejorar la calidad del equipo. Y, por supuesto, el mundo debe saber que al Barça ya no le urge ningún fichaje, así que nada de subirse a la parra con los precios. Para pagar, digamos 2o millones por Toldo, pues me quedo con Jorquera, qué quieres que te diga.

Ahora mismo, el estado de la plantilla del Barça es más o menos este (en negrita, mis titulares con 4-4-3; en cursiva, mis titulares con 4-4-2):

PO: Valdés, Jorquera
DF: Zambrotta, Belletti, Milito, Puyol, Thuram, Oleguer, Abidal, Sylvinho, Márquez
CE: Deco, Xavi, Iniesta, Gudjohnsen, Touré, Edmilson, Motta
DE: Messi, Eto’o, Ronaldinho, Henry, Guily, Ezquerro, Bojan, Dos Santos

Evidentemente, en función de los muchos partidos Márquez entraría en lugar de alguno de los centrales, Xavi por Deco o Iniesta, y en el 4-4-2 pondría a Ronaldinho de media punta, a condición de que Ronnie, Messi y Henry se sacrifiquen en tareas de presión. Esta es, ya que está saliendo el tema en los periódicos, la única forma que veo para que juegue todo el TREM: 4-4-2, y cambio de actitud en la presión del argentino, el brasileño y el francés. Si no, suicidio.
Lo que sí queda claro es que tienen que salir unos cuantos futbolistas. Asumiendo que Rijkaard seguirá usando el 4-4-3, y que lo ideal son 2 futbolistas por puesto, veamos qué podemos hacer:

Portería: Valdés [Jorquera].
Lateral derecho: Zambrotta [Belletti] (Preferiría subir un canterano en lugar del brasileño)
Centrales: Milito y Puyol [Márquez y Thuram] (Fuera Oleguer, a menos que en invierno se venda a Edmilson)
Lateral izquierdo: Abidal [Sylvinho] (al igual que en el lado derecho, cambio brasileño por canterano)
Medio centro defensivo: Touré [Edmilson] (aunque yo vendería a Edmilson en invierno, y subiría una línea a Márquez)
Volantes: Deco e Iniesta [Xavi y Motta] (vendería a Motta y subiría al primer equipo a Marc Crossas)
Extremo derecho: Messi [Dos Santos] (vendo a Guily, aunque a mí me encanta)
Extremo izquierdo: Ronaldinho [Bojan] (vendo a Gudjohnsen)
Delantero centro : Eto’o [Henry] (vendo a Ezquerro)

Así pues, solo ficharía para reforzar los laterales y la posición de volante, jóvenes y baratos, y siempre que se diera salida a Belletti, Sylvinho y Motta (si a estos les sumamos Edmilson… ¡vaya criba de brasileños!). Y si no, cantera, por favor.

La semana más larga (capítulo 1)

In Barça on 1 junio 2007 at 5:49 pm

¡Maldita selección! Esta frase solo puede ser escuchada y coreada por cabezas que se mueven afirmativamente en España. Mientras que en el resto del mundo las aficiones se hermanan cuando suena el himno para olvidarse de los colores locales que cada uno defiende, en Iberia Sumergida nos parece un coñazo y un aburrimiento, sobre todo cuando nos corta la Liga. Claro, que eso ya no es culpa de la aficción, sino de Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio (Léase LFP y FEF) y sus calendarios más cargados que el café de calcetín usado.

A lo que iba, que se me olvida. La prensa deportiva española está en las mismas que la afición: ¡Maldita selección! Durante un par de semanas, nada de lo que informar.
—Bueno, jefe, tampoco es para tanto, si informar, lo que se dice informar, casi no informamos ya de nada, y tampoco es lo que nos da de comer. Cualquier chaval con el Multifútbol del Plus y un blog informa de los resultados igual que nosotros, pero con mayor rapidez y todo.

—Pues si no hay nada de lo que informar, nos lo inventamos, que el formato de 40 y pico páginas no nos lo echa abajo ni Dios. A ver, ¿cómo podemos joder al Barça para que ganemos la liga nosotros, la creme de la creme, el mejor equipo del siglo XX?

Que se prepare todo el mundo. Se avecinan unos días de dimes y diretes, de fichajes falsos, de declaraciones dudosas y/o tergiversadas, de páginas y páginas llenas de basura a la que otros se empeñan en llamar periodismo. Sin embargo, antes de empezar con el repaso a la “actualidad”, quizá convenga recordar al lector neófito que los periódicos catalanes y los madrileños actúan contra los intereses del Barça por diferente motivo: los capitalinos solo dan la brasa cuando ve los títulos peligrar, intentando poner nervioso al oponente. Los catalinos, en cambio, sacuden durante todo el año, pues su único propósito es la búsqueda de intereses económicos, de marketing y políticos. El poder dentro del club, vamos. ¿Cuál es peor? No sabría con cuáles quedarme…

Pero empecemos ya con la desestabilización al Barça de los últimos días.

Aquí la desestabilización no es de ahora, sino de hace un mes escaso. Pero vamos a ver, ¿no estaba fichado, fichadísimo y requetefichadísimo por el Real Madrid? Si se publicaron hasta cantidades, por Dios. Y todavía había gente que decía que aquello no era un intento de fracturar el vestuario. ¿A qué venía entonces dar el fichaje por hecho? ¿Eso es periodismo informativo?

Creo que ya solo quedaba el Liverpool de los grandes por tener amarradísimo a Eto’o. ¡Vaya carita que se les habrá quedado a los demás equipos que van a compartir la propiedad de Eto’o la temporada que viene! Juventus, Milán, Real Madrid, Manchester, Chelsea…

Y aquí tenemos de nuevo al MD, “echando” del Barça al mejor delantero centro que hemos tenido desde Ronaldo: Eto’o. Unos dicen que viene a suplirle Henry, y otros dicen que viene…:

¡Oh, sí! ¡Esta es de las mejores de todas! ¡Gracias, Jaca, por abrirnos los ojos con tu lista de sustitutos del camerunés! ¡Sin duda, el francés es muchísimo mejor jugador (el año que estuvo en el Madrid marcó un gol en semifinales de Champions, dos al Barça, y otro en el Mundialito. Punto.) que Eto’o, y además mucho más amueblado de cabeza y nada polémico! No te joroba…

¿Y esta chorrada a qué viene? ¿Cómo vamos a querer que lleve la manija del Barça el que la lleva en un equipo mediocre y que no hace nada por evitar un 0-6? ¿Es para terminar de poner nervioso a Edmilson, a Motta o a Deco? Y hablando de Edmilson…

Otra muestra de lo fácil que es deformar unas declaraciones, en este caso al único diario del mundo más infame y manipulador que Marca, AS y MD todos juntos: La Gazetta dello Sport, propiedad de… ¿quién va a ser? Silvio Berlusconi. Vamos a ver, amico Silvio: ¿por qué no te presentas a las elecciones del Barça? Así tendrías mucho más rápido y barato a todos los jugadores del Barça que nos has tocado ya este año.

Me encantaría ver cómo Ancelotti sienta en el banco a Pirlo o a Gatusso por Edmilson. De verdad que tengo ganas de verlo. Seamos serios, hombre. Esta “jugada” desestabilizadora está muy clara: Rijkaard decide que le va mejor con un pivote defensivo, y ahora de repente el que tenemos se quiere ir. ¿Pero habéis escuchado las declaraciones reales, abrazafarolas?

¿Y? ¿Y qué? Desafío al Marca a encontrar un jugador que esté contento por no jugar. Os recuerdo que Robinho, ese al que tanto alabáis y que tanto coronáis como el emblema del futuro y artífice del “buen juego” del Real Madrid, perdía el culo hace menos de tres meses por largarse al Milán con Ronaldo, a mamarse bien a gusto con él, saliendo no una sino tres veces a los micrófonos a decir que no era feliz porque no jugaba. En todas partes cuecen habas, amigos.

Aparte de la mención al MD, tampoco me olvido del otro “enemigo en casa”, el Sport, que hoy publica en uno de sus titulares algo así como “Eto’o seguirá si promete portarse bien”. ¿Qué estamos, en el parvulario? ¿A qué viene esto?

En fin, que la semana que queda para que se reanude la Liga tiene más de siete días, y seguiremos leyendo cosas de estas… que quedarán olvidadas en cuanto tengamos un campeón, esperemos que el Barça. De momento, a esperar. ¡Maldita selección!

Guía de capítulos:

La semana más larga (capítulo 2)
La semana más larga (capítulo 3)
La semana más larga (capítulo 4)
La semana más larga (capítulo 5)
La semana más larga (capítulo 6)
La semana más larga (capítulo 7 y último)

A ver si van a tener razón…

In Barça on 16 abril 2007 at 8:18 pm

Cuando era más jovenzuelo, los muy puñeteros de mis amigos merengones siempre me martirizaban con lo mismo: “Cuando el Barça gana la liga, es porque los demás están muy mal“. Las tres que ganó Cruyff en el último suspiro no hacían sino apoyar dicha hipótesis. Sin embargo, posteriores entorchados, y sobre todo los dos últimos años, habían hecho que me olvidara de dichas palabras.

Este año me parece que van a tener razón. La única cosa más extraña que ver a este Barça aupado al liderato es ver al Madrid dentro de los puestos de acceso a Europa. ¿Es que hemos llegado a un punto en que las calidades de las diferentes plantillas de 1ª división se han igualado tanto que no es posible destacarse? ¿Qué hace el Racing luchando por Europa? ¿Y el Celta, con esa plantilla impresionante, luchando por no descender? ¿Y esos históricos vascos? ¿Cómo es posible que plantillas casi recién ascendidas como las del Getafe o el Recreativo estén dando la pana en el campeonato?

Todo esto viene a colación del rumbo que hace tiempo parece haber perdido el Barça. El domingo se ganó, es cierto. Nuestros más inmediatos perseguidores perdieron. También es verdad que pase lo que pase, tenemos liderato para otros trece días más, casi nada. Pero que estos datos no nos cieguen la vista: la cosa no va bien. A pesar de hacer partidos con una posesión de balón rayana en lo tiránico, con porcentajes generalmente superiores al 60%, la cosa luego no se traduce en goles ni en dominio en el marcador. Hace una semana el Zaragoza nos mojaba la oreja, ayer el Mallorca no se llevó los tres puntos porque Dios y Valdés no quisieron, y eso que los visitantes no hicieron absolutamente nada. Y cuando un equipo con un bagaje tan pobre no merece perder… cuidadín.

Paradójicamente, vistos sus últimos encuentros, el mejor ayer sobre el terreno de juego fue Márquez. A ver si conservamos al mexicano bien centrado para el esprint final, porque me da que si no podemos hacer aguas por nuestro maltrecho centro del campo. Otro al que también destacaría es Zambrotta, igual que a Belletti, que en los siete minutos que jugó antes de romperse provocó tres saques de esquina con sus subidas. A parte de esto, solo se vio a Valdés en el penalti y a Deco con cuentagotas. Fin.

Juguemos a los supuestos. Imaginemos que el Valencia no hubiese tenido una media de 8 jugadores en la enfermería por partido. Imaginemos que el Sevilla hubiese caído derrotado en UEFA y Copa a las primeras de cambio. Imaginemos que Ronaldo hubiese rendido en el Madrid lo que ahora en el Milan. E imaginemos que Torres supiese tirar penaltis. ¿Ya está? ¿Ya lo teneís? Bien. Ahora decidme dónde estaría el Barça en la clasificación.

Lo siento. Me jode, pero lo siento: este año ganamos la Liga porque la pierden los demás. Y cuando la envidia y la tiña blanca nos lo reprochen por la calle, no quedará otra que agachar la cabeza, porque esta temporada no hay gloria, chavales.

Eso sí, siempre nos quedará París.

Liverpulazo

In Barça on 22 febrero 2007 at 12:08 am

Olvídate de mí. Eso es lo que parece haberle dicho esta noche la Champions al Barça. Leo titulares que dicen que la eliminatoria está cuesta arriba. Dejémonos de milongas. El Barça está eliminado, y aún habrá que viajar a Liverpool para derrochar fuerzas en busca de una utópica remontada.

Y la cosa comenzaba de manera ilusionante, con un Ronaldinho enchufado, un Messi eléctrico y un Deco ejerciendo de auténtico líder en el centro del campo. Sin embargo, pronto observé cosas que no me gustaron y que se repetirían a lo largo del partido: Márquez parecía un colegial en su primer partido, Motta se mostraba muy impreciso en el pase corto, Belletti siempre estaba tres metros descolocado, Saviola inoperante, el último pase se producía medio segundo tarde, y Xavi estaba muy bien tapado por la línea de medios inglesa.

El gol de Deco, producto de una excelente asistencia de Zambrotta, no hizo más que maquillar estas malas impresiones agoreras que me recorrían el estómago. A ratos, la cosa pintaba muy parecida al partido del Valencia, con un Barça que empezaba a tocar más y más, y que empezaba a correr menos y menos. Mientras tanto, el Liverpool a lo suyo, agazapado.

Y pasó lo que tenía que pasar. Estoy seguro que los amigos de The Digital Garden sabrán encontrar estos datos mejor que yo: el Barça encaja muchísimos goles en los últimos minutos de las primeras partes, y hoy no iba a ser menos. Un Valdés igual de timorato que Casillas hace un par de semanas en el gol de la Real Sociedad fallaba estrepitosamente en un blocaje que, a priori, no parecía complicado. Remate propiciado, eso sí, por el enésimo error de marcaje de Belletti en lo que llevamos de temporada.

De la segunda parte no hay mucho que contar, aparte de lo ya sabido por todos en los últimos encuentros de los azulgrana: control tiránico pero precipitado de balón, pocas ocasiones y muy mal desperdiciadas (Saviola les dio la razón a los que dicen que no vale para los partidos importantes, y en los últimos minutos Deco lanzó una rosca magistral a la cruceta), y otro fallito infantil más de Rafa Márquez (al que ya no pienso darle más crédito) que propició el segundo de los ingleses. Este año tuyo es para tirar a la basura, manito.

Y Rijkaard. ¿Será verdad que es un entrenador mediocre en una plantilla de cracks? No tengo más remedio que empezar a pensarlo. Hace pocos días señalaba que el Liverpool había tenido diez días para preparar la táctica del partido. ¿Por qué regalárselo desde el punto de vista táctico, entonces? El holandés dio un recital de como no preparar una importante cita europea: cambia de banda a Zambrotta para darse el capricho de un Belletti que ya no está ni para jugar en segunda, dejando a Gio en el banquillo; experimenta en los partidos anteriores con Márquez en el medio campo para devolverlo hoy a la zaga; deja al hombre mágico del momento, Iniesta, en el banquillo, para dar entrada a un Motta que juega poco y que cuando no lo hace se tira los partidos bostezando…

Conclusión: creo que solo nos queda mirar la Liga, donde no andamos precisamente sobrados, y donde veo ahora mismo al Valencia y al Sevilla un escalón por encima en juego, calidad, físico y entereza. Mucho daño nos ha hecho este liverpulazo.

La ira del hombre tranquilo

In Barça on 14 enero 2007 at 1:04 pm

Dos puntos de nueve posibles. Esa es la racha que lleva el Barça en los tres últimos partidos de Liga. Es evidente, y ya no se puede ocultar con otras tonterías, que el equipo está dando claros síntomas de estar fundido a unas alturas de temporada en la que varios de sus rivales directos aguantan sin problemas (Sevilla, Zaragoza, Valencia…).

Otro que parece fundido es Rijkaard, que ayer nos dejó la imagen de la jornada en esa explosión de rabia a lo Rocky Balboa contra el banquillo. Lo que veía no le gustaba. Ni a nosotros, Frankie, pero es que nosotros no podemos hacer nada. Tú sí.

Todos los años se producen en algún momento “pájaras” de algún jugador, cosa normal, ya que es imposible encontrar las causas para el bajón de rendimiento de uno o dos jugadores. En cambio, cuando el agotamiento o incluso la apatía son generalizadas, está claro que hay que buscar un motivo común. Es alarmante el estado de forma de Puyol, otrora un valladar inexpugnable (el gol de Tamudo es, en gran parte, un error de marcaje del capitán), de Márquez (¿dónde estás, manito?), de Ronaldinho (sigue siendo temible a balón parado, pero no se va en carrera ni del árbitro), de Belletti (¿dónde está su explosividad de antaño?)… Además, está claro que el compañero adecuado para Ronaldinho por la banda izquierda es Silvinho, con el que se entiende mucho mejor que con un Gio que lleva dos años horribles. En la delantera, Gudjohnsen y Giuly siguen con la pólvora mojada, y el único que asiste a su cita con el gol es Saviola, un gran jugador que a final de temporada nos dará con la puerta en las narices. Justo cuando le supliquemos que se quede.

También existen quebraderos de cabeza en el medio campo. Edmilson no es el que era ni de lejos, y el ardor inconsciente de Motta no sirve para suplirlo. El Barça necesita un centrocampista defensivo que juegue delante de la defensa, o cambiar de sistema para no necesitarlo. En cuanto a Xavi e Iniesta, no hay mucho que decir. Este tipo de jugadores son capaces de ser los mejores del mundo, siempre y cuando a su alrededor las cosas funcionen de manera, al menos, correcta. Como eso no se vio en Monjuic, su discurso estaba abocado al aburrimiento.

Dos son, en mi humilde opinión, las causas de este sufrimiento invernal que estamos padeciendo: La primera es que estamos cayendo en los mismos errores de nuestros vecinos de la capital en las pretemporadas: glamour, publicidad, bolos infumables para sacarles la pasta a chinos, aztecas o lo que se nos ponga por delante, premios estúpidos, inauguraciones de hospitales para perros con ladillas… Cualquier gilipollez es buena, con tal de cansar a los jugadores y no prepararlos bien para la temporada. Alguno dirá que así se han vendido ocho zillones de camisetas del Barça y de calzoncillos con el dibujo de los dientes de Ronaldinho, pero… ¿de qué servirá, si los títulos vuelven a faltar? Por favor, señor Laporta y demás secuaces del departamento de marketing: la próxima pretemporada, corriendo arriba y abajo las Ramblas. Ni un avión más que los necesarios para los desplazamientos oficiales.

La segunda afecta exclusivamente a Rijkaard y su cuerpo técnico, y a la plantilla. El holandés ha conseguido un vestuario en el que nadie protesta por jugar más o menos, pero en el que se ha sustituido la idea del esfuerzo y el compromiso por la de “con el jogo bonito, las victorias llegan solas”. Y eso no es cierto. No se puede jugar todo el partido al tiki-taka, sino que hay que saber reconocer las fases por las que atraviesa un encuentro y jugar de la manera que exigen el marcador y el reloj. Rápido cuando hay prisa, lento cuando es necesario, y duro cuando no hay más remedio. Eso lo entendió a la perfección ayer el Espanyol: 6 de sus ocho tarjetas amarillas llegaron cuando ganaban 2-1. Nosotros lo fiamos todo a la carta de Márquez, Puyol y Valdés, y cuando dos de los tres no están finos, hacemos aguas.

También tengo para Berigistain. No puede ser que cuando dos de nuestros titulares más brillantes, como son Eto’o y Messi, se lesionan, nos llevemos las manos a la cabeza porque el jugador al que al principio no le dábamos ni dorsal (Saviola) se lesione también. Está claro que Gudjohnsen no aporta lo necesario, que este debe ser el último año de Giuly, y que Ezquerro jamás debió haber venido. Mala planificación, Txiki.

Dejo a Deco para el último. Está claro, todos lo sabemos, y él el primero: sin su participación, el medio campo es un colador, y la creación se atasca. No podemos dejar que entre en una espiral de excusas, malas caras y microlesiones sospechosas, ni que “desaparezca” sospechosamente de algunos partidos. Lo necesitamos, y él nos necesita a nosotros. Este problema con el brasileño hay que arreglarlo como sea.

Como ya hice en una entrada anterior con el Real Madrid, voy a ofrecerle gratis y por la jeta a Rijkaard mi solución táctica y mi alineación, hasta que lleguen el camerunés y el argentino. Lo primero es recuperar para el equipo titular a Oleguer, para que haga pareja con Puyol. Al capitán hay que recuperarlo físicamente como sea, ha perdido velocidad y, sobre todo, colocación. En los laterales, necesitamos a Zambrotta, pero mientras se recupera, habría que aprovechar para darle minutos a algún canterano. Belletti está fundido. En la izquierda, Silvinho ha sabido sobreponerse a su edad, cosa que Gio no, y además se entiende mejor con Ronaldinho por esa banda. De “5” debe volver a jugar Márquez, un puesto en el que sí rinde como debe. Deco acompañará un poco más adelante a Xavi o a Iniesta (aquí no sé decidirme). Ronaldinho (tras darle un par de collejas que no le vendrían nada mal), Saviola y Dos Santos deberían jugar en la delantera hasta que llegue el salvador.

El salvador no es otro que Samu. No por su olfato de gol, su movilidad ni su entendimiento con Ronaldinho, sino por sus cojons. Hambre en estado puro. Ganas infinitas. Lucha sin fin. Cabreo constante, mala hostia, sangre de ácido sulfúrico. Y si hay que escupir a alguien, se escupe. Está mal, muy mal, pero al menos no nos iremos a la ducha con cara de perplejidad y conformismo.