since 2006

Tócala otra vez, Pep

In Barça, Mala prensa on 20 enero 2010 at 7:22 pm

Tarde ventosa en el Camp Nou, 0-0 en el marcador. Hay un jugador llamado Pep Guardiola, enjuto, con barbita de tres días y el número 4 a la espalda, que pide la pelota con insistencia. Por fin un compañero se la pasa…

Pep pisa la pelota sin mirarla. Él ya está mirando adelante, buscando el hueco, buscando ese pase que marque la diferencia. El balón queda inmóvil bajo sus tacos y el tiempo se detiene. Todo se congela. En esa milésima de segundo, el cerebro de jugador de ajedrez de Pep ya está procesando mil movimientos a la vez, ideando cómo serán los 50 próximos movimientos del oponente. Esa milésima de segundo, esa minúscula porción de tiempo, es todo lo que necesita un genio para inventar…

Dentro de medio segundo, Pep picará un pase de treinta metros por encima de la defensa contraria y encontrará desmarcado a Romario para que ejecute una de sus vaselinas. Pero todavía no. Aún no. Espera el momento preciso. En este instante, el universo es suyo, todo el mundo le mira con ansiedad, preguntándose: «¿Qué va a hacer Pep?»

Eso es ni más ni menos lo que ha sucedido hoy en la rueda de prensa convocada por el club. Los medios de comunicación de medio mundo escribían ya en sus medios, horas antes del evento, que la renovación de Pep Guardiola era ya un hecho. La puesta en escena perpetrada por Laporta, Txiki y el propio Pep arrancaba a las 13:30. Ya está, ya lo ha dicho: «Quiero seguir en el club».

Sin embargo, a medida que se desgranaban los detalles del acuerdo, algunas cosas empezaban a ser distintas de lo esperado. Para empezar, se trata de un acuerdo verbal supeditado a lo que opine el próximo presidente. Para seguir, las condiciones del nuevo contrato se negociarán con la junta directiva resultante de las elecciones. Y para finalizar, Pep también se concede la libertad (faltaría más) de echar el freno si las condiciones no le convencen en su momento. ¿Entonces? ¿Qué cambia, aparte del hecho de que ahora sabemos (yo no tenía duda alguna) que Pep desea seguir siendo el técnico azulgrana?

Pues muy poco, en realidad, y mucho a la vez. Poco, porque no hay nada escrito, todo se supedita al 1 de julio y la pomposa jugada le va a reportar a Laporta escaso crédito electoral para su delfín (sea quien sea, que tampoco está claro). Y mucho, porque Pep ha conseguido de una tacada, con esta brillante maniobra de manipulación del cuarto poder, las dos cosas que quería: que se le deje de dar la brasa desde prensa, club y afición con el tema de la renovación, y que el vestuario pueda estar tranquilo y concentrado para acometer las competiciones que quedan en juego, esto es, Liga y Champions.

Pasa así Guardiola por encima de Laporta. Jan dejará ahora de presionarle cada vez que le pongan un micro delante, y es que el presi se estaba poniendo pesadito ya. Pep se sale con la suya, y el resto a callar. Al mismo tiempo, a ver ahora quién es el guapo candidato que se atreve a presentarse con un nuevo y flamante entrenador, sea quien sea. Y a ver quién firma sobre papel mojado a qué nueva estrellita, con la intención de ganar las elecciones, sin haber pasado antes por el despacho de Pep. Joder, noi, jugada maestra. Con una simple intervención, borra de un plumazo el principal obstáculo que podía desestabilizar al equipo: el cacareo repetitivo acerca de la renovación del míster.

De modo que Pep ha pedido la pelota, ha levantado la vista y le ha dicho a todo el mundo «A callar, que la tengo yo». Asistencia magistral que habilita al club para meterle un golazo a los pesados de siempre. Barça 1 – Coñazos 0. El Camp Nou aclama a Pep.

CREMA CATALANA: Otro efecto colateral de lo de esta tarde es que el asunto sirve de contestación para todos los iletrados que se atrevían a decir en voz alta «¿Qué haría Pep en un equipo modesto?», «Si no fuese por los jugadores…», etc, etc. La solución que acaba de dar Pep para que algo que podía enquistarse en el club se dejase a un lado con toda normalidad es de genios, un movimiento estratégico propio de Napoleón. Y es que no todo te lo soluciona el Messi o el Cristiano de turno. Hay un millar de cosas que debe saber lidiar un entrenador como Dios manda. Esta tarde hemos visto un señor ejemplo.

CAGANER: Recibo últimamente señales que me indican que el candidato favorito de Pep es Sandro Rosell. A mí me jodería bastante porque no me fío nada del «Sandrusku», pero aplaudo al mismo tiempo la actitud de Pep de no pronunciarse para no convertirse en arma electoral. Y es que el míster es el único que de verdad predica con hechos lo de «Primer, el Barça».

Anuncios
  1. Guardiola ha tenido que salir obligado por las circunstancias. Lo de Joan Laporta es de pena, todo por una foto.

    saludos

  2. chus

    A mi lo que me mosquea es que el ¿favorito? sea el elegido por la brunete.

  3. Coño Chus, explica esas “señales” de Rosell que pareces Mel Gibson. Porque si son las señales de la prensa madridista (que odia a Laporta por muchas cosas, entre ellas la gran cantidad de títulos conseguidos) o la del grupo rosellista de la prensa barcelonista…

    Rijkaard ya lo decía cuando tenía contrato hasta 2009 y lo querían renovar más: “a lo mejor la directiva no quiere que siga por mis malos resultados”. El mundo del fútbol es muy cambiante y Pep lo sabe. Tienes razón, ha sido una jugada maestra para quitarse a los pesados.

    También desde la prensa madridista se vendía que Pep se había cansado de entrenar o que se iba al extranjero o no-sé-qué. A la mierda, payasos.

  4. Tú estarías tranquilo con que Pep no se iba pero fíjate tú:
    leer el Asco
    Al menos artículos así ya no harán.

    O sí, quién sabe. Hoy en radio-marca me cuentan que estaban otra vez con que Guardiola quiere “plenos poderes” cuando ayer él mismo lo negó.

  5. hombre, esa noticia es del lunes…

  6. Me alegro de la “renovación” de Pep. Espero que los nuevos que vengan confien en el “noi”. A mi también me resulta “muy sospechoso” que sean los “merengues” los que mas quieran que sea Rosell nuestro próximo presidente.

    Saludos.

  7. Tanto rollo con que Laporta buscaba una foto, y la foto verdaderamente importante, la de tener los cojones de poner a un entrenador que tenía de experiencia un año en 3ª, esa ya se hizo hace 18 meses, y por más que le duela a muchos que le niegan el pan y la sal, esa decisión la tomó Laporta. Tratar de renovar ahora a Guardiola no tiene mérito, eso lo haría cualquiera, ponerlo hace 18 meses, cuando se pedía al “mejor entrenador del mundo”, eso no lo haría cualquiera. Y de veras, si alguien decide su voto porque la Directiva actual, que es la única que puede hacerlo, renovase a Guardiola, en mi opinión le faltan 2 veranos.

    Bien por Guardiola, ellos seguirán con sus historias diga lo que diga, pero los culés no se creerán tan fácil lo que digan 4 payasos, una vez que han oído lo contrario de boca de Don Pep.

    A Rosell sólo le deseo, si es Presidente, que tiene toda la pinta de serlo, que los medios le dén tantas hostias como a Laporta, será muy buena señal para nosotros los culés, estaremos ganando títulos.

  8. Claro chus, por eso digo que artículos así, en principio, dejarán de hacerlos, porque ahora ya se sabe que simplemente se lo estaban inventando todo con la intención de joder e intoxicar.

  9. Aaah, ok, ahora te he entendido, jejeje 🙂

    Toño, me ha gustado eso de “la foto buena ya se la hizo hace 18 meses”, tienes mucha razón. Lo malo es que en periodismo 18 meses equivale al Pleistoceno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: