since 2006

La ficha nº 19

In Barça, Champions League, Partidos 07-08 on 10 abril 2008 at 6:00 am

Esta mañana nos han cambiado las pastillas. Ahora nos dan unos complejos vitamínicos llamados S-04, pero aunque al principio nos han sentado muy bien, luego nos han producido descomposición de vientre, por decirlo finamente.

Solo he podido hablar con Lucas, el repartidor, durante un par de minutos, suficientes para enterarme del paso adelante del Barça en Champions y del rival que nos espera afilando sus garras: el Manchester de Cristiano, Rooney y Tévez. Ahora entiendo los dolores de vientre, sobre todo cuando Lucas me ha dicho el “agarrao” que nos han bailado los alemanes en el Nou Camp en la primera parte. Me he alegrado mucho por el gol de Touré, justa recompensa al esfuerzo físico que está haciendo por culpa de dos de los maleantes de la plantilla, Edmilson y Márquez. Sobre todo el primero, que ya le vale: mucho rajar, pero de jugar a fútbol ni un pimiento.

Me he dirigido a la sala de juegos a contarle las nuevas a Solá. Este estaba jugando a las damas con otro interno, un indio enorme de pocas palabras. Pensé que se iba a alegrar más de la décima semifinal en Copa de Europa del Barça, pero lo cierto es que me ha mirado con una expresión de cierto interés y luego ha seguido con la partida, dibujando una sonrisa socarrona en la cara que no sé si quiere decir “remar para morir en la orilla” o “yo sé algo que vosotros no”. Ya os dije que con Solá, uno nunca sabe.

Me he quedado un rato a ver la partida. El indio jugaba bastante agresivo, y Solá iba perdiendo fichas con rapidez. Sin embargo, una de las fichas que tenía por la banda derecha del tablero consiguió zafarse de las contrarias y acabó llegando al fondo, coronándose dama. A partir de ahí las cosas se pusieron peliagudas para el indio, que acabó perdiendo. Sin decir nada y todavía con la sonrisa enigmática en los labios, Solá le ha dado la vuelta a la ficha “gambetera” revelando un número escrito a lápiz debajo: el 19.

—¿Es tu número de la suerte, Solá? —le pregunté.

—Mmm… —dudó Solá—. No, no es eso. Más bien, se trata de un número en el que confío.

Creo que todos los que estamos aquí nos aferraremos al 19 a partir de ahora. Para Solá, esa pieza del juego resultó fundamental. Puede que el Barça esté en las mismas. ¡Qué bueno que regresas, pibe!

Anuncios
  1. […] original: Un culé en la corte del rey Merengue Publicado por admin el 9 de Abril de 2008 en […]

  2. Joder Chus,

    Eres un contador de historias cojonudo!

    Totalmente de acuerdo!

    http://fclubbarcelona.blogspot.com

  3. Hola muy buenas.

    Yo veo que la única manera (y digo la única) de que podamos hacer algo contra el Manchester, es que vuelva el 19, como tu dices, y que falte el 7 de ellos (creo que es el 7).

    Un saludo.

  4. Desde TDG, con cariño…

    JAume dijo…
    Añorado Chus:

    Te escribo una vez desfibrilado por el equipo médico habitual. Perdona no haber tirado la piedra a tu ventana ayer noche, pero es que al acercarme y después del susto de ayer, que aún me dura, oí unos gritos guturales de ‘me cago en… santa madre’ y otras lindezas. So pena de interrumpir un momento álgido de terapia alternativa no me atreví… y más después de que otra ventana se iluminase y alguien volviese a gritar ‘moscú, moscú, moscú’ (creí reconocer la voz), pero entre sudoroso y aún con los pelos chamuscados por la UVI me batí en retirada.

    He pasado esta mañana por delante del recinto y todo parecía normal. No he visto a la enfermera dentona, lo cual ya me empieza a sorprender.

    La cosa es que aquí andamos medio embaucados, medio constipados y sin un vaso de agua que llevarnos al gaznate. Esto se traduce en que unos gritan, otros no, unos sacan pañuelos para enseñarselos al vecino cual competición televisiva de detergente, unos silban, otros silban a los que silban y convertimos el mundo más allá de la tapia del centro que te acoge en un camarote de los hermanos Marx, muchos y mal acompasados. Y lo del agua comporta que muchos busquen bebidas alternativas para hidratarse.

    Yo te recomendaría seguir el tratamiento, ahora se llevan las píldoras rojas. Dicen que es lo más chulo que se ha visto últimamente, no sé, ya te lo contaremos.

    De todas maneras, estando como está todo aquí fuera, casi mejor no te tomes las pastillas y sigas tan ricamente en la más feliz de las ignorancias. Quizá sea lo mejor, sinceramente.

    Os dejan hacer algo de deporte ???. Es que he visto al pasar esta mañana que teníais unas canastas en el patio. No estaría de más ir colgando melones en las cestas para, entre terapia y terapia, divertirse un rato. Igual hay suerte y os podeis apuntar a una liga de internos, incluso buscar otros centros para montar un campeonato.
    Bueno, son solo ideas, no me hagas mucho caso. Intenta darle el cambiazo al celador con el juego de ps2, hay uno bastante entretenido de baloncesto que dicen mola-mazo.

    En fin, que ya nos contarás. Aqui tenemos a los capitostes poniendo cubos en la montaña para recoger la lluvia… están locos estos romanos.

    Sobretodo portate bien y no dejes de tomar la medicación.

    Jaume.

    10/04/08 15:09

  5. Chus, una gran alegría volverte a leer. Un regreso el tuyo esperado y que ha cumplido con las expectativas. Si el 19 vuelve com tú, veremos grandes cosas.

  6. Me abrumas con tus halagos, Bornna, pero… ¿qué puede hacer un solo culé desde este psiquiátrico? Poca cosa, me temo…

  7. Admirado Chus:

    Ayer pasamos a verte por el centro donde estás. Lamentablemente no pudimos visitarte, nos dijeron que había riesgo de recaída, que la semana había sido un poco extraña y que estabais alterados por algunos acontecimientos que ellos no acababan de entender.

    Te traíamos unas madalenas, caseras eso sí, para que pudieses almorzar ó merendar a gusto y compartir con Bonilla (ya que pide cuatro, al menos que sean madalenas). Pero dudo que te llegaran, en la recepción estaba aquella enfermera dentuda de la que hablabas. La reconocí al instante ya que sólo hacía que mirar hacia el exterior por si venía alguien y pasaba de los timbres que iban sonando y las lucecitas de alarma de las habitaciones… como si fuera música de ambiente, oyes. La cosa es que sólo después de que, hartos de llamar su atención, empezáramos a hablar en italiano nos hizo un poco de caso. Pensó que las madalenas eran para ella (y es de buen comer aparentemente, ya que no se la veía demasiado ágil) y pese a nuestra insistencia se las guardó detrás del mostrador. Así que no sé si las probarás. Después de eso, se volvió a quedar ensimismada pendiente de si entraba alguien en el recinto… sólo la vimos entusiasmarse cuando un Alfa-Romeo entro por el camino y paró, pero volvió a su melancolía en cuanto comprobó que el que se apeaba no era el que debía esperar. No sé, muy extraño.

    Al salir y ver la calma del jardín nos quedamos intrigados. Demasiado candor después de una semana movidita, buscamos en la fachada alguna ventana, algún movimiento y pocos detalles pudimos captar. Tu ventana estaba cerrada y nadie asomaba… como en tantas otras ventanas. Sólo en el sobreático se oía música y se veía movimiento, la Bernarda (la enfermera rubia y bigotuda) parecía contenta, se oían músicas militares y a ella cantando óperas de Wagner, todo muy surrealista y decidimos dejarlo por imposible el intentar preguntarle algo.

    Nos dimos una vuelta por la finca, creo que la clama era algo artificial. En las pistas de basket unos cuantos peleándose bastante desanimadamente, otros tirando la pelota contra una pared con publicidad alemana y muchos corrillos con chismorreos confidenciales. Vimos que repasaban y preparaban el autobús de las excursiones… igual os sacan de paseo esta semana y os llevan al Montanyà (un centro de reposo diferente que dice que fortalece el ánimo), pero todos no cabéis… así que pórtate bien a ver si te dan asiento para la excursión.
    Si no sales de paseo, mira de ponerte con el Sr. Solà y su ficha de confianza, parece un buen tipo y, además, con experiencia. Si él confía en esa ficha es que algo sabrá ó cree que algo pasará. Quizá sea el más cuerdo ó el más estable, emocionalmente hablando.

    Nosotros estamos bien, fuimos a Andalucía y volvimos sin recuerdos, cuando los teníamos en las manos, aún no se como, se nos cayeron y ya no supimos encontrarlos. Como es algo que nos pasa a menudo ya no nos enfadamos. Recogemos lo que podemos y volvemos a casa. Hace buen tiempo y ya estamos pensando en las vacaciones de verano. Aún no tenemos muy claro donde ir a pasar unos días después de este año de tanto estrés. Supongo que de tantas guías y opiniones consultadas, al final, montaremos un viaje apañado. Nos saldrá caro, pero si nos dura todo un año la tranquilidad adquirida lo daremos por bien empleado. Como sabes, este año también nos gastamos unos buenos euros y en diciembre ya estábamos angustiados… lo importante es que nos pongamos de acuerdo en que sitios nos ubicamos y, ya les he dicho, que lo barato, a veces, sale caro… pero lo caro, si no sale bien, es carísimo. Así que ya veremos.

    Cuídate la salud y no tengas prisa, vale más hacer las cosas bien que no quererlas hacer rápido y que salgan mal.

    Nos vemos en cuanto podamos.

    Un abrazo,

    Jaume.

    14/04/08 9:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: