since 2006

La pieza débil

In Barça on 28 enero 2008 at 10:07 pm

messi270907_354x215_es.jpgCabreado aún por haber perdido dos puntos de manera tan lamentable en San Mamés, me he pasado todo el día recordando con nostalgia cómo era el sistema del Barça hace dos años y comparándolo con el actual. En apariencia, el puzzle es el mismo, un 4-3-3. Sin embargo, el cambio de piezas que ha sufrido el rompecabezas ha variado la imagen final.


El Barça de ahora saca muchos de sus partidos gracias a su calidad individual. Eso no debe suponer ninguna vergüenza: para eso nos gastamos los pastizales que nos gastamos en junio. Sin embargo, se espera de estas piezas que encajen a la perfección con las que tienen al lado, para hacer del todo un equipo sólido en todas sus líneas.

El Barça del doblete atesoraba varias virtudes que ahora echamos en falta: presión desde la delantera, búsqueda del espacio y de la espalda del rival, laterales incorporándose constantemente al ataque, pases rápidos y precisos en el medio campo, generosidad en las ayudas defensivas… Todo esto se está perdiendo, y ha sido sustituido por pases horizontales e imprecisos con poco sentido, egoísmo en los apoyos defensivos, ignorancia del lateral que se pega una pechada de 50 metros para ayudarnos, guerrear en solitario cuando las cosas no van bien, petición del balón al pie sin recibir nunca en carrera, indolencia en la presión… ¿Cómo es posible, en solo dos años, perder todas las virtudes y adquirir todos los defectos?

Muchas son las razones deportivas (y de las extradeportivas, mejor no hablar, que no acabamos). La primera y fundamental es el cambio de configuración del centro del campo. En los tiempos de bonanza, se contaba con un pivote defensivo (Edmilson o Márquez), una presencia física importante (Deco, Motta o van Bommel) y un tío “fino” (Xavi o Iniesta). A veces, hasta se usaba la combinación Edmilson + Deco + van Bommel, con resultados más que interesantes. Además, se contaba con la presión incansable de Eto’o y Guily. El trabajo de estos cinco hombres posibilitaba que los laterales y Ronaldinho estuviesen más frescos para incorporarse al ataque con más garantías. Sin embargo, todo esto cambió un día. Rijkaard recibió una señal divina (supongo que procedente de la capital) que le aconsejó que, poniendo a tres enanitos en el medio, sus centrales podrían ver el color de la camiseta del portero contrario. Esto, o alguna chorrada por el estilo. Solo así se entiende el privar al centro del campo de presencia física, alejando, además, a Iniesta del área.

Por varios motivos, en los últimos dos años no ha habido posibilidad de conformar un centro del campo de características similares al de París: las ventas de van Bommel y de Motta, los bajones físicos de Deco o Márquez, las lesiones de Edmilson… No obstante, dos veranos y dos inviernos han pasado, y el único paño caliente puesto por Txiki ha sido Touré, que se sabía que no estaría durante casi dos meses, y el canterano Marc Crosas, que no ha tardado ni tres meses en ser cedido a un equipo francés.

Sin embargo, hay otro cambio de piezas que nos está afectando más, aunque no nos queramos dar cuenta de ello: la explosión de Messi y la venta de Giuly. El argentino atesora un ramillete de excelentes cualidades en las que es el número uno del mundo: regate eléctrico, conducción de balón en carrera sublime, y un nada despreciable disparo a puerta. Guily, sin embargo, ejercía otras funciones que le venían mejor al equipo: búsqueda del espacio entre líneas, robo de la espalda del rival, combinación con su lateral y un pase de gol bastante decente. Con Ludovic, aunque seamos incapaces de verlo porque Leo nos tiene obnubilados con su talento y su juventud, el equipo jugaba bastante mejor.

Consecuencia directa de este cambio de piezas ha sido la defenestración de nuestros dos últimos laterales derechos (Belletti y Zambrotta), que se hartaba el primero y harta el segundo de subir y bajar la banda para nada, y sobre todo de Xavi Hernández. El egarense, considerado hace tan solo dos años como uno de los mejores centrocampistas de Europa (sí, sí, hace solo dos años), es hoy para gran parte de la masa culé una especie de cáncer que juega por decreto. “El Funcionario“, le llaman por esto. “Autogiros” es también otro de sus motes, debido a los giros que hace con el balón cuando no encuentra pase. Es cierto: Xavi abandonó hace tiempo su clarividencia en los pases verticales para dedicarse de pleno a los pases horizontales.

¿Por qué? ¿Es que es tonto el chaval? No, de eso nada. El problema de ser un gran pasador es que para eso hacen falta dos:el que da, y el que recibe. Y Messi, el genial Messi, el sucesor de Diego, el muchacho capaz de regatear a medio equipo contrario sin despeinar su melena… siempre la pide al pie. Siempre. No os hacéis a la idea lo que ha perjudicado a la carrera de Xavi la explosión de Messi en el primer equipo. Estos podría haber sido, probablemente, los dos mejores años de la vida futbolística de Xavi.

Antes de que nadie se me tire a la yugular, quiero aclarar que no le estoy echando la culpa a Messi de los males de equipo, ni muchísimo menos. Tiene 20 años, y es el mejor del mundo en lo que sabe hacer, pero presisamente por su juventud se le debería enseñar a mejorar en lo que no sabe hacer tan bien, a saber, buscar la espalda en vez de la cara del rival, desmarcarse, pedirla al hueco… Y eso no es culpa suya. Es culpa del cuerpo técnico que ensaya rondós en lugar de táctica. Culpa de la prensa que lo encumbró porque una vez dejó tirado a medio Getafe. Y culpa del aficionado culé, que alaba con la misma medida que critica: a ciegas. Cuando Messi acabe su etapa de aprendizaje (si es que alguien se quiere molestar en ser su maestro, y no su lameculos), empezará a serle útil de verdad al equipo, y también a las piezas del puzzle que deben conectar con él. A Zambrotta. A Xavi Hernández. Al Barça.

Anuncios
  1. […] original: Un culé en la corte del rey Merengue Publicado por admin el 28 de Enero de 2008 en […]

  2. Me tiro a la yugular: decir que el desmoronamiento de Xavi es culpa de Messi es una barbaridad.

    Vamos a ver: es que Xavi sólo puede pasar a Messi? es que cuando Messi falta, Xavi juega mejor? es que Xavi no puede combinar con Eto’o, Henry, Bojan, Giovani, etc? es que el que Xavi no pise el área es por culpa de que juega en la banda? es que el que Xavi sea el centrocampista con menos gol de Europa es culpa de alguien más que de él? es que el que Xavi ni ataque, ni defienda ni organice, ni nada de nada, es culpa de los demás? es que las desapariciones de Xavi en partidos básicos ante grandes equipos, esté o no Messi, son culpa de éste?

    Dices que “Estos podría haber sido, probablemente, los dos mejores años de la vida futbolística de Xavi”. Es cierto, pero el que no lo hayan sido es fundamentalmente culpa de él y de su ineficiente forma de jugar.

    Vamos hombre, seriedad.

  3. Veo con satisfacción que la corriente de pensamiento que vengo apoyando desde hace años de que Xavi es un bacalao va ganando adeptos. Pero no estoy de acuerdo en culpar a Messi de ello. Un jugador creativo y que no presiona como Messi ya lo teníamos cuando ganamos la champions, Ronaldinho. Hemos cambiado uno por otro. El que no estaba precisamente era Xavi.

    Es cierto que no hay huecos, ni desmarques ni ná, consecuencia de jugar con 3 arriba, de que se mueven menos que los ojos del Espinete, de que jugamos un futbol de los años 50, de que los equipos contrarios saben de memoria como jugamos, y de que no hay una puñetera variante táctica o similar para sorprender, gracias a la estatua que tenemos de entrenador.

    Pero ahora, el iluminado de Rijkaard, al jugar con los 3 pequeños, coloca a Iniesta de pivote, o sea, alejado del area, por que? porque Deco es un jugador ofensivo, agresivo, pero que no puede mantener el sitio, Iniesta es el único que puede hacerlo, con lo que perdemos a una baza fundamental en ataque.

    En resumen, por que Xavi no puede hacer esa función, pues sería el más indicado? Respuesta: PORQUE ES UN B-A-C-A-L-A-O!!!!

    Un abrazo!

    http://fclubbarcelona.blogspot.com

  4. @timotin
    No he querido decir que Messi sea directamente culpable de nada. Lo que quiero decir es que si te suben de la cantera a un astro como Messi, es normal que quieras aprovecharlo y hacerlo jugar siempre. Pero ha roto la forma de conectar que tenía el medio campo con la delantera. Supongo que eso lo entenderás y lo verás hasta tú. Y cierto, cuando no está Messi el juego de Xavi es igual de anodino… porque el habitual sustituto de Messi en el extremo derecho, Gio, busca el pase al hueco tanto como el argentino: Nada.

    Los mejores partidos de Xavi como centrocampista desde que se fue Guily han sido a principios de la temporada pasada, cuando Rijkaard aún no sabía qué hacer con Iniesta y lo ponía de extremo derecha.

    Tampoco quiero decir que Xavi tenga que jugar por obligación, ni que sea el rey del mambo ahora mismo. Solo que se aprovecharían más sus virtudes poniendo a un tío más parecido a Guily que a Messi en el extremo. Pero si nos decantamos por el Maradona 2, es mejor no alinear a Xavi, porque ya vemos que sirve de poco. Mejor poner a Gudjohnsen y meter más físico en el centro.

    ¿Me he expresado mejor ahora? Espero que sí.

    @alex
    Yo tb me pregunto a veces por qué no se puede recuperar a Xavi para la posición de medio centro. Así es donde jugaba con van Gaal, y donde se hizo un nombre en esto del fútbol. Supongo que es por la tendencia actual que dice que el medio centro debe ser un leñero de físico impresionante que solo la sepa dar a 3 metros de distancia, tipo Makelele, Touré o Diarrá. También creo que es obligatorio tener un nombre raro y/o ridículo 🙂

    Por cierto, no entiendo muy bien lo del bacalao. ¿Te refieres a que es un pechofrío? En eso estamos de acuerdo: tan pechofrío como Iniesta.

    Y dcies que un jugador que no presiona ya lo teníamos: Ronnie. Ya lo sé, la cosa es que ahora tenemos dos. Y la presión de Eto’o se hace más inútil, al tiempo que Xavi y Deco se ven desbordados en su trabajo defensivo, porque ahora tenemos brecha abierta en las dos bandas. Solo con que tapáramos una, como ya expliqué que hacíamos antes, las cosas cambiarían mucho, pues Deco podría dedicarse a tapar más la banda izquierda de Ronnie y no se vería obligado a apoyar también en el centro para ayudar a Xavi con la “gotera”.

  5. El esquema se lo saben todos los rivales, y el juego nefasta que practicamos tamién, necesitamos un nuevo entrenador y hacer limpieza en el vestuario.

  6. total y absolutamente de acuerdo contigo

    el esquema esta roto por messi, y porque no esta etoo al 100%.

  7. Análisis bien planteado, aunque me imagino que poco popular por haber desnudado las carencias de Messi. Al respecto he de decir que el Giuly del tercera, cuando tuvo que compartir puesto con Messi, era malo y no lo alabemos tanto hasta el punto de considerarlo una pieza que por haber prescindido de ella nos desmoronamos.

    Somos un asco de equipo, tenemos un entrenador que pasa del fútbol y unos jugadores que han convertido a su club en un conjunto que no infunde respeto.

  8. Noooooo, hablo de Giuly y de Messi por ponerle nombre a las piezas del puzzle. Lo cierto es que hasta el mismísimo Xabier Bosch me da la razón en la contraportada del Mundo Deportivo de hoy (aunque no es un periodista que me emocione, precisamente). Habla de la necesidad de hacerle ver a Messi que su regate puede ser 30.000 veces más letal en las cercanías del área, no a 40 metros de portería. Y yo le añadiría el toquecito de “Busca el espacio, no la pelota, pibe huevón!) 😉

    Se que Giuly no estaba muy bien en su tercer año… pero extrañamente, se está saliendo en la Roma, haciendo lo que sabe hacer: correr como un demonio a la espalda del defensa y a la búsqueda del pase al hueco. ¡Cómo lo hecho de menos!

    Casualmente (o no), tanto Giuly como Messi son jugadores frágiles muscularmente, precisamente por sus características de velocistas. Tengo la ligera sospecha de que un año y medio – dos años es lo que tarda un jugador de élite en desperdiciar su estado físico en el Barça, con las preparación de MIERDA que tenemos. Ejemplos: Deco, Eto’o, Ronnie, el mismo Messi… son jugadores que al año-dos años de empezar a entrenar con Rijkaard, han empezado a presentar muchos problemas musculares. Zambrotta tampoco anda muy bien, un año después de su fichaje. Y desde aquí predigo que el año que viene caerán Abidal y Touré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: