since 2006

¡Se acabó! (¿Se acabó?)

In Barça on 31 diciembre 2007 at 8:28 pm

gloriosobarca-200-x-148.jpgQuedan menos de 4 horas para que 2007 haga las maletas y se largue a tomar vientos. Todos esperamos 2008 y sus hipotéticos cambios con avidez, deseosos de desterrar del recuerdo culé doce meses horribles en varios aspectos, si bien tampoco desastrosos como antaño. Lo peor de todo: la ausencia de títulos en la sección de fútbol, la decadencia de algunos ídolos y, sobre todo, la sensación de que el máximo rival ha vuelto más fuerte que nunca.


Ha sido un año tremendo en lo que a partidos fuera de casa se refiere. Lo que hace un par de años era un martillo pilón que aplastaba a los rivales en cuando el árbitro pitaba el inicio del partido se ha convertido en una sensación de confianza excesiva en que los goles vendrían por sí solos, falsa ensoñación de la que despertábamos casi siempre demasiado tarde como para enderezar las cosas. Así fue como, hemorragia a hemorragia, fuimos perdiendo terreno en la segunda vuelta de la temporada pasada hasta que doblamos la rodilla ante el Madrid de Capello, un equipo despreciado en toda España por sus características tan alejadas del “tiki-taka” inservible que los nuestros practicaban. El resultado final es conocido por todos.

henri-barca-200-x-297.jpgLa clave quizás estuvo en las decisiones tomadas en verano y en pretemporada. La secretaría técnica y el cuerpo de entrenadores decidieron la marcha de ciertos jugadores y el fichaje de otros, amén del rescate del pozo de la 3º división de las dos perlas más brillantes que había en el equipo B. Así llegaron Henry, Abidal, Touré, Milito, Dos Santos y Bojan, incorporaciones al equipo que en la mayoría de los casos han sumado más que restado.

Esta parte del trabajo veraniego puede considerarse como satisfactoria, sin estridencias. Sin embargo, había otra misión, una tarea que debió acometerse con mano izquierda pero firme, que no obstante quedó relegada al olvido, quizá por el resplandor de los nuevos jugadores. Sí, amigos culés, se limpió el cutis del Barça de molestas células de piel muerta (Belletti, Giuly, Gio van B.), se le aplicaron cremas anti-arrugas (Bojan, Dos Santos, Milito, Abidal, Touré, el retorno fugaz de Eto’o), se perfilaron algunos rasgos que ya eran bastante agradables (Iniesta y Messi), e hicimos de algunas arrugas el parangón de la belleza (Henry). Nos quedó lo más importante, empero: hacer limpia mental en los demás.

barca-goleada-200-x-123.jpgCambiar unas caras por otras para tener más variantes en el mismo esquema de los últimos cinco años no ha sido suficiente. Se nos olvidó mostrarle a jugadores como Ronaldinho, Deco, Xavi o Márquez, piedras angulares de anteriores éxitos, y también al mismísimo Frank Rijkaard, cómo el Barça acogotaba antes a sus rivales y cómo nos toreaban casi todos en los últimos tiempos. La recuperación de aquella garra, de aquella presión, de aquella confianza insolente pero basada en hechos de que el enemigo doblaría su espinazo. Esa forma desenfadada de jugar que teníamos hace dos años, esa ausencia de corsés, la búsqueda del hueco, el apoyo al compañero, el sacrificio, el agradecimiento del pase aunque este fuese un auténtico melón imposible de gobernar… se perdieron en algún momento entre París y Mónaco, aunque nos hicimos los “longuis”, creyendo con soberbia que todo era un mero accidente. Otra pista del rompecabezas la hallamos hace ahora un año en Japón, pero también lo achacamos a factores externos (cansancio, jet lag, mala suerte). Cuando empezó el 2007 y vimos que éramos incapaces de ganar lejos de un Nou Camp que pronto cumpliría 50 años, asistimos con terror al resurgimiento del Real Madrid. Y cuando tuvimos la oportunidad de remediarlo… hicimos unos cuantos buenos fichajes (eso nadie lo discute), pero… acto seguido nos echamos a dormir.

madrid-barca-200-x-171.jpgHoy en día, vemos con incredulidad que la matrícula del líder es cada vez más difícil de ver, y que esa limpia psicológica que no emprendimos con algunos jugadores (con Ronaldinho como cabeza más visible, pero no única) podía habernos ahorrado algunos disgustos, sobre todo con la lesión del camerunés. Nadie se resiste hoy en día a entrar en el debate Ronnie aunque sea de refilón, y las sensaciones no son nada halagüeñas. Hasta tal punto ha llegado la cosa, que la única noticia en torno al Barça de los medios de comunicación en los últimos días ha sido que el brasileño, esta vez sí, ha llegado a tiempo tras las vacaciones.

Mientras tanto, en la capital, la noticia se centra en qué canciones se utilizan en el vestuario para animarse antes de los partidos. Es decir, en las antípodas de cómo estaban las cosas hace exactamente doce meses. ¿Cómo hemos permitido esto? La respuesta es tan amplia como imprecisa, y los culpables son demasiados. Llevada la situación al tablero del Cluedo, la partida sería interminable.

La situación puede prolongarse durante todo el mes de enero, en que el Touré y Eto’o se ausentarán gracias a la Copa de África. Será en este mes cuando comprobaremos si Ronaldinho está para quedarse, si los supuestos galones de Deco son merecidos, si Messi está dispuesto a tirar del carro o si Henry ha venido para algo más que para un retiro dorado. En lo que respecta a la Liga, le pondría un 5 al equipo si al menos, aunque no se gane el título, en junio se hubiera reducido la distancia de siete puntos. Luego están la Copa del Rey y la Champions League, competiciones que a poco que tengamos un poco de suerte pueden reportarnos algo positivo (para llegar al aprobado raspado, al menos final de la Copa y semifinal de Champions). Cualquier otra cosa sería un auténtico fracaso.

Leo hoy en el As que el Madrid ha sacado más puntos y marcado más goles que nadie en Liga en 2007. Si sumamos todas las competiciones oficiales de 2007, Liga-Copa-Champions-Supercopa, vemos que este año hemos ganado dos partidos más que el Real Madrid, que hemos perdido los mismos partidos, y que hemos marcados unos pocos goles más. La cuestión no es, por tanto, que se nos haya olvidado ganar partidos, sino que hemos perdido la facultad de saber cuándo y cómo apretar cuando hay que hacerlo. Perder la Liga pasada por gol average fuera de casa mientras pasábamos un par de rondas de Copa y ganábamos inútilmente en Anfield Road nos deja con unos números ligeramente mejores, pero con unos resultados sensiblemente frustrantes. Ya es hora de dar la vuelta a la tortilla, y la cosa tiene que empezar ya mismo, esta semana. Apuesto por una victoria abultada ante el Alcoyano (faltaría más), y por conquistar al asalto una de las plazas más complicadas de esta temporada, Son Moix. Si no, la depresión de hace una semana provocada por el 0-1 del Madrid en el Camp Nou se prolongará, y ni el Prozac nos servirá esta vez.

Brindemos en esta Nochevieja por los nuestros, por que tengamos salud, amor y dinero, por que algunas de las heridas de este planetucho que es el nuestro se restañen, por la paz, por las buenas intenciones… y un poco también por nuestro Barça, ahora que las maduras se han pasado y solo quedan las duras. ¡Visca el Barça, y visca todos vosotros!

¡Y feliz 2008!

Anuncios
  1. […] original: Un culé en la corte del rey Merengue Publicado por admin el 31 de Diciembre de 2007 en […]

  2. Mañana intentaré pasarme para comentar el post, ya que de momento, me limitaré a cumplir con la “típica” felicitación, jeje.
    De todas formas, aunque sea típica, es es sincera, así que, .. Feliz 2008 amigo chus!

  3. Muy buenas refelxiones chus, son tantas las cosas que se tenían que hacer y no se han hecho que no es de extrañar lo que está pasando. Afortunadamente estamos a tiempo de corregir el rumbo y volver a la senda ganadora.

    en cuanto al brindis, que así sea feliz 2008.

  4. Feliz 2008 Chus!

    La foto de Henry nose de donde la has sacado pero es un fotomontaje ya que no lleva publicidad.

    Está muy bien la forma en como lo comentas, es muy optimista pero creo que la moral del culé, y del equipo, no es la misma y parece difícil que este mismo equipo consiga todo lo que considerarías como buena temporada.

    dewww!

  5. Buenas Chus, antes que nada Feliz año nuevo, y ya lo ves para empezar, empatando con un segunda B, las cosas no pintan bien, pero esperemos que todo cambie y mucho y ya se sabe, después de lo del Madrid el equipo tiene que ser capaz de cambiar este año, esta liga y sobretodo la Champions, a ver como acaba todo, pero empecemos con confianza.

    Saludos campeona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: