since 2006

Fábrica, sí. Escaparate, no.

In Barça on 24 febrero 2007 at 12:28 pm

El pesimismo blaugrana se ha desbordado. A pesar de que veíamos venir la ola nos empeñábamos en afirmar que, con un par de flotadores, no había maremoto que pudiese afectarnos. Ahora que el agua nos llega más arriba del pecho, nos acordamos de que no sabemos nadar.

La comunidad bloggera azulgrana, aficionados como éramos todos a los cromos de fútbol, ya nos hemos lanzado a pedir una nueva colección, y a eliminar a muchas de las figuras presentes. Yo he sido el primero que he pedido sacar tajada por Ronaldinho, y a veces hasta por Deco. Bueno, el capítulo de bajas de un equipo de fútbol tampoco da lugar a muchos errores, mientras el dinero recibido a cambio sea justo. Donde los secretarios técnicos se juegan la vida, donde cometen errores más graves, es en las incorporaciones.

Y aquí es donde, tras reflexionar el asunto en frío días después del liverpulazo, contemplo con horror como yo mismo he caído en un grave error: he pedido estrellas para mi álbum del Barça. Que si Cristiano Ronaldo, que si Henry, etc, etc, etc.

No. Basta. La filosofía de fichajes del Barça, salvo alguna excepción puntual, nunca ha sido esa. Lo que siempre hemos traído a Can Barça son buenos jugadores que luego hemos convertido en estrellas, NUNCA AL REVÉS. El Barça no ficha Balones de Oro: los fabrica. Eso permite no solo sorprender a los rivales en el terreno de juego, sino sacar jugosos dividendos llegado el momento. ¿Quién era Stoitchkov antes de recalar en nuestro club? ¿Y Ronaldo? ¿Y Romario? ¿Y Rivaldo? ¿Y Figo? ¿Qué había ganado Ronaldinho? Otros prefieren fichar jugadores ya premiados, con el bolsillo bien lleno para seguir llenándoselo, y muy acomodados. Es el caso de clubes como Real Madrid, Milán o Inter.

En el extremo opuesto se han situado siempre los grandes de la Premier, Arsenal, Manchester o Liverpool, cuya filosofía suele ser la de retocar con algún fichaje un equipo base mimado desde hace años procedente de su propia cantera. Por eso, con mucho menos dinero, han obtenido excelentes resultados que no tienen nada que envidiar a los equipos españoles o italianos. La excepción a esa tendencia la pone la irrupción de los jóvenes multimillonarios en el fútbol, caso de Abramovich en el Chelsea, y ya vemos de qué le ha servido en las competiciones europeas.

En fin, que me desvío del tema. Que no quiero megacracks. Lo que quiero es que el equipo de ojeadores del Barça se ponga las pilas y me traigan a las estrellas del futuro, antes de que cuesten un ojo de la cara. Y a los cuatro años, venderlas. Como (casi) siempre hemos hecho. Como debe ser.

¡Que alguien contrate a Maldini (el periodista) ya!

NOTA FINAL: De despedida, un chiste ad hoc:

Iba por el campo un señorito de la ciudad, y al cruzarse con un pastor de ovejas, le dice: “Si adivino cuántas ovejas tiene usted en este prado, ¿me regala una?”, a lo que el ovejero accede. El señorito echa un vistazo a los animales durante tres segundos, y dice: “Usted tiene exactamente 573 ovejas.” El pastor, muy sorprendido por la respuesta correcta, no tiene más remedio que responder: “¡Asombroso, ha acertado! Sírvase usted mismo, coja la que desee.”

Y cuando el señorito ya se iba con un animal bajo el brazo, el pastor le llama y le dice: “Oiga, y si yo adivino en qué trabaja usted, ¿me devuelve la oveja?” El señorito accede, a sabiendas de que era imposible que el pastor acertara. Sin embargo, el pastor da en el clavo: “Usted es ojeador del Real Madrid”. “¡No es posible!”, exclama el señorito. “¡Increíble! ¿Cómo lo ha sabido?” “Bueno”, responde el pastor, “era fácil: 573 ovejas para elegir, y se estaba llevando el perro…”

Anuncios
  1. Si, Chus, hemos caído en la trampa. Mirado fríamente como dices, el tema se ha desmadrado, sobre todo porque ‘ha salido a la luz’ en un momento delicado.

    Bueno, corramos un tupido velo, pero no nos lo pongamos como venda. Una cosa no quita la otra. Si al final decide irse (espero que no), prefiero que vengan tres jugadorazos que no sean megacracks a un Cristiano Mediático. Y creo que lo he dicho bastantes veces por ahí, quiero a Rijkaard en el banquillo el año que viene. Y después, ya veremos.

    Y sí, coincido plenamente con lo de los ‘cracks’. El Barça siempre ha sido un trampolín para figuras a medio consagrar. Esta vez, en donde repito que yo también he podido precipitarme, me encuentro indeciso. Me gustaría que Ronaldinho se quedara y olvidarme de este año. Hay que apretar los dientes y ganar la Liga como sea. Espero que la vuelta de Eto’o por fin nos devuelva el plus de goles que nos falta y a su vez sirva para descargar a Ronnie de su responsabilidad. Ahora que lo pienso, su primer año fue parecido. Aunque yo prefiero un Dinho que meta menos goles y más participativo con el equipo. Seguro que todos saldríamos ganando. Incluso él. Seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: