since 2006

En busca del Marca perdido

In Sin categoría on 21 febrero 2007 at 4:46 pm

Entre montones de publicidad, ventanitas java o flash, anuncios de casas de apuestas, enlaces varios a noticias intrascendentes, y grandes titulares sobre las butifarras de Van Bommel, que al parecer fueron las culpables del medio naufragio de ayer en el Bernabeu, he conseguido encontrar una mini-noticia: Emerson se negó ayer no solo a jugar, sino a calentar cuando se lo pidió Capello.

¿Dónde está esa enorme portada que debería anunciarlo? ¿Algo así como “Ahora se niega Emerson”, “Hay caso Emerson”, o incluso “Mañana toca rajada”? ¿Por qué ese “favoritismo informativo” con Eto’o? ¿Es que lo de Emerson es menos relevante? ¡Qué vergüenza de periodismo!

Quizá sea un poco pronto para andar buscando reacciones. A ver qué cuentan hoy en la tertulia del Intermedio de Radio Marca. Pero creedme: no esperéis una salida de tono de ninguno de los implicados, ni una rajada de esas que tan de moda están. En la Casa Blanca nadie incordia a nadie hasta que no se decide cómo trampear la noticia, y entonces los periódicos publicarán lo que se les diga. Con Samuel se jugó diferente. Muy sucio, incluso. Antes de que acabara el partido ante el Racing de Santander, las portadas del Marca ya estaban decididas y casi impresas. Y en cuanto salió de su casa, ya tenía docenas de periodistas tirándole de la lengua, buscando lo que al final consiguieron: poner de los nervios al azulgrana, y conseguir la tan famosa rajada.
Me gustaría oír lo que Emerson tiene que decir. En primer lugar, acerca del entrenador que, si bien lo ha defendido sin motivo alguno cuando el jugador no ha dado pie con bola, ayer se bajó los pantalones no alineándolo tras ofrecer un paripé de arranque de orgullo ante el engominado de la galaxia, afirmando que a él nadie le dice quién tiene que jugar. En segundo lugar, acerca del propio Mijatovic, un director deportivo que malvende lo bueno que tiene, desprecia a media plantilla, e impone a la otra media, solo para justificar los pésimos precios que le cobran por los jugadores. Y en tercer lugar, ya que estamos, que explique cómo ha conseguido engañarnos durante casi una década, haciéndonos creer que era uno de los mejores centrocampistas de Europa. Hasta que llegó al Madrid, claro.
Pero vamos a lo que vamos. ¿Por qué no leo en la prensa madrileña pérfidas y sibilinas acusaciones contra el brasileño, como hicieron con Eto’o? No pasa nada, yo ofrezco algunas. Emerson tiene envidia del cabello perfecto de Beckham. Emerson no tiene amigos, ni en la plantilla ni en su casa. Emerson tiene celos del Balón de Oro concedido a Cannavaro, pues piensa que se lo tenía que haber llevado él. Emerson está provocando su salida, porque Abramovich viene con la billetera a llevárselo. Cisma en el Real Madrid: o Emerson, o Diarrá. Uno de los dos tendrá que dejar el equipo. Y el entrenador también, ya que ha quedado gravemente perjudicada su imagen.
¿Veís que fácil, Marca? Cogéis los periódicos de los últimos diez días, y donde pone Eto’o escribís Emerson. Y listo. ¿O es que negarse a cumplir las órdenes de tu jefe es distinto para unos que para otros? ¡Ay, qué bien os han venido las butifarras de van Bommel!

Anuncios
  1. Mañana hablaran de que aumenta la crisis en can barça,ya que eto’o zarandeo a sylvinho de manera violenta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: