since 2006

El árbol que no deja ver el bosque

In Sin categoría on 28 enero 2007 at 2:35 pm

Desde Madrid ya empiezan a mirar en la dirección equivocada. Y me temo que vamos a tener tema Ronaldo para rato. Como pollo sin cabeza, el madridismo busca explicaciones y culpables a la desesperada, apuntando cada semana que pasa a una cortina de humo distinta, tras cada nuevo batacazo del equipo. Ahora van a pasar unos días echando pestes del que vendió a Ronaldo, de lo malo que es van Nistelrooy y de lo caro que salió Higuain.

Pues claro“, me dirá el avispado lector de este blog, “tres goles en siete partidos quieren decir que algo no funciona en la delantera.” Y digo yo: ¿Seguro? En mi humilde opinión, me parece más grave el dato de las menos de veinte ocasiones de gol generadas en esos partidos. Y ahí no tienen nada que ver ni Van “the Man” ni el “Pipita”, sino el nulo juego en equipo de los que van por detrás.

La causa de esta crisis merengue no es tan sencilla como apuntar a un jugador que esté en un bache de juego, lo mismo que el bajonazo azulgrana no puede achacarse solo a Ronaldinho y Deco. En primer lugar, las innumerables lesiones, ventas y castigos han diezmado al Real Madrid en las últimas fechas. Creo que cuando vuelvan jugadores como Cicinho, Guti y Roberto Carlos, veremos un poco más en ataque y bastante más en defensa. Y también vería imprescindible que Capello de dejase de su rollo “soy un marine, bebo gasolina y cago plomo” y aceptase de nuevo en el equipo al único jugador que le queda en la plantilla capaz de relanzar a Rudd: David Beckham. Para un equipo como este, que no hace una ocasión de gol decente en jugada en todo el partido, un tipo que lance las faltas y los córners como el inglés es imprescindible.

Otra gota colmadora del vaso madridista es la inestabilidad que se vive en la directiva. Cuando hay un guirigay de estos en cualquier club, los jugadores siempre salen al micrófono a decir que a ellos no les afecta, que lo suyo es hablar en el campo, que si patatín, que si patatán. Chorradas para que se las crean los niños. A cualquier le profesional le afectaría no saber con quién tiene que revisar su contrato dentro de un par de meses, si un cambio de presidente provocaría que se le abriesen las puertas del club, o si en la próxima comparecencia pública el gran jefe va a meterse contigo, tu familia y tus muertos. Aunque, si yo fuese jugador de esa plantilla, lo que más desasosiego me causaría es ver a Mijatovic, con su pinta de mafioso barato de los Balcanes, salir de una reunión diciendo: “¡Eureka! Encontré el problema, y tengo la solución.” Que se lo pregunten a Cassano, Ronaldo y Beckham, defendestrados desde entonces, a pesar de ser los jugadores que menos minutos estaban disputando.

Es impresionante el crédito que se le están dando al montenegrino, cuando lo único que hizo por el Madrid fue meter el gol de la séptima, y convertirse en el “yo la tengo más larga” del pulso Sanz-Roig que tanto disfrutamos aquellos años. ¿Se imaginan que, dentro de diez años, el que dirigiera la nave blaugrana en cuestión de fichajes fuese Belletti?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: